viernes, febrero 22Te mantenemos informado

Violación en Al Sur: el detenido admite que tuvo sexo con la chica

 

La situación de Leonardo Medina (31) es comprometida porque si bien declaró que se trató de una relación consentida, la pericia médica indica que fue una agresión sexual.

AlSur violacion

Por otra parte y pese a que los registros de las cámaras de seguridad de la disco fueron robados después del hecho, existen imágenes en la que se ve a la chica cuando es llevada de la mano por un hombre que sería Medina.

El mozo de Al Sur fue detenido el viernes por personal de la división Delitos Contra la Integridad Sexual por orden de la fiscal de Delitos Sexuales, Virginia Rumbo, quien lidera la investigación. El hombre fue apresado durante un procedimiento en el barrio Paraguay de Guaymallén, donde residía.


Declaración

El mozo, asistido por un defensor oficial, declaró ante la fiscal durante tres horas y explicó que para él se trató de una relación consentida. Pese a ello fue imputado por abuso sexual con acceso carnal, delito que tiene penas que van de los 6 a los 15 años de prisión.

En su declaración, el sospechoso explicó cómo se vinculó con la chica la noche en que se produjo el abuso (5 de noviembre); indicó que le ofreció un trago y que estuvieron conversando.

Un dato de gran importancia para la causa es que señaló el lugar exacto donde se produjo el contacto sexual. Esa noche, el boliche había habilitado por primera vez en la temporada los jardines y, en contrapartida, un salón no había sido habilitado. La relación se produjo justamente en un rincón de esa sala.

El lunes de la semana pasada, la fiscal Rumbo ordenó una inspección ocular de la que participaron también los abogados de la chica.

En su primera declaración, la joven explicó que no recordaba qué le había pasado con claridad porque, cree, alguna droga le habían puesto en el trago.

Después de la inspección ocular, la chica pudo recordar algunos detalles de la fatídica noche, entre ellos el salón donde se produjo el contacto sexual.

Así las cosas, la declaración del hombre y de la chica concuerdan en varios puntos, lo que le da veracidad al relato del detenido.

El único punto en discusión, claro está, es si se trató de una agresión sexual o fue con consentimiento.

“Se trató de un abuso sexual. No hubo consentimiento porque la pericia dice otra cosa”, afirmó el abogado de la víctima, sosteniendo que “es imposible que hubiera consentimiento”, ya que hay dos elementos que así lo indican.

Primero, que la pericia medica indica que se trató de una agresión sexual. Y segundo, que la joven estaba en estado de inconsciencia, por lo que su consentimiento -si hubiera existido- no tiene ningún valor para la Justicia.

Por otra parte, a pesar de que los videos registrados por las cámaras de seguridad desaparecieron, los policías lograron hacer algunas fotos sobre un monitor. Estas imágenes fueron “mejoradas” y se determinó que el hombre que lleva de la mano a la víctima sería el mozo detenido.

En los próximos días podría ser llamado a declarar otro empleado de Al Sur que fue nombrado por el mozo. Durante su declaración, Medina dijo que esta persona lo fue a buscar para que volviera a su puesto de trabajo y ahí lo vio conversando con la chica amistosamente.

Cuando el abuso fue denunciado, la fiscal Rumbo decidió secuestrar los videos de seguridad. Tres policías de Delitos Tecnológicos comenzaron a copiar las imágenes, dejando que las computadoras completaran la tarea. Pero un misterioso ladrón hizo luego un boquete en el boliche y se quedó con todo el material.

Agresión sexual y robo de los videos

En los primeros minutos del domingo 5 de noviembre un grupo de chicas fue a bailar y celebrar un cumpleaños al boliche Al Sur.

Tuvieron acceso a la zona vip y allí tomaron algunos tragos, y luego salieron a la pista a bailar. En algún momento, una de ellas, de 21 años, desapareció del lugar con un hombre. Sus amigas comenzaron a buscarla por todos lados al ver que no regresaba.

Cerca de las 4.30 la encontraron sobre unos sillones, cerca de la pista principal. Estaba dormida y les costó despertarla.

Salieron del lugar y de regreso a casa, la joven comenzó a decir que había sido agredida pero no podía dar muchos datos.

Sus amigas la llevaron a la guardia del hospital El Carmen, donde fue asistida y se le aplicó el kit de emergencia para este tipo de casos.

Luego, los profesionales del cuerpo médico forense constataron que había sido violada. La pericia no pudo dar con ningún elemento que pueda ser sometido a un análisis de ADN.

Fuente: Los Andes


Deja un comentario