miércoles, junio 26Te mantenemos informado

Velorio de Santiago Maldonado

Santiago Maldonado murió por ahogamiento en sumersión, coadyuvado por hipotermia, y permaneció siempre debajo del agua, aunque no se pudo determinar cuándo falleció ni si fue obligado a arrojarse al río.

Ésa fue la conclusión de la autopsia de la muerte del joven tatuador, realizada el 20 de octubre pasado, y que ayer fue comunicada formalmente por el juez de la causa, Gustavo Lleral, rodeado de expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF), y tras una larga junta médica realizada en la Morgue Judicial.

De la junta forense realizada ayer en la Morgue Judicial, que duró unas seis horas, participaron 55 peritos, entre oficiales y de partes.


Todos expusieron sus conclusiones y estudios complementarios de laboratorio, tras lo cual se determinaron las causas de la muerte.

El cuerpo iba a ser entregado ayer mismo a la familia, que anunció que el velorio de Santiago se realizará hoy en la localidad bonaerense de 25 de Mayo, a 200 kilómetros de la Capital Federal.

Allí nació el joven tatuador, el 25 de julio de 1989. La familia indicó que serán “bienvenidos” al velorio todos los que quieran acompañarlos, con la condición de que no haya “banderías partidarias”.

El entierro, en cambio, está previsto para el domingo y será una ceremonia íntima, reservada para los familiares y amigos cercanos de Santiago.

“Los peritos arribaron a ciertas conclusiones por unanimidad, estableciendo que la causa de muerte de quien había sido identificado como la persona hallada en el río Chubut el 17 de octubre, Santiago Andrés Maldonado, fue ahogamiento coadyuvado por hipotermia”, detalló Lleral, en declaraciones que formuló a los medios en la puerta de la sede judicial donde se ubica la morgue.

Según el resultado final de la autopsia -que se suma a un informe preliminar en que se había descartado la existencia de golpes o lesiones en el cuerpo- el cadáver permaneció en el agua entre 53 y 73 días, de acuerdo con “métodos científicos internacionales”, indicó el juez.

“Por unanimidad se estableció que permaneció siempre abajo del agua y no en otro medio”, aseveró Lleral, quien brindó declaraciones junto a los expertos forenses Luis Bossio, Roberto Cohen y Jorge Herrbstein, quienes comandaron la pericia.

La familia tiene “más dudas que antes”

Sin perjuicio de la información oficial brindada por el juez, la familia de Maldonado y su abogada, Verónica Heredia, avisaron que insistirán en la hipótesis de desaparición forzada seguida de muerte. “Creemos que todo se desembocó porque hay una violencia institucional y un accionar del Estado”, afirmó la letrada.

Señaló que “con la información que existe hasta el momento” no se puede concluir “ni cómo ni cuándo falleció” Santiago.

Junto con el hermano del joven fallecido, Sergio Maldonado, y su mujer, Andrea Antico, la abogada había salido de la morgue minutos antes que el juez, para responder preguntas de los periodistas.

Heredia adelantó también que la mirada de la familia de Santiago está puesta en las declaraciones de cinco testigos que están convocados a declarar para la semana próxima y que pueden aportar nuevos datos.

Sergio Maldonado, a su vez, dijo que tras conocer el informe médico tiene “más dudas que antes”. “La investigación no dice que Santiago murió ahogado porque estaba allí como turista, sino porque estaba en una represión de la Gendarmería”, señaló.

La desaparición de Santiago Maldonado era investigada por la Justicia como una supuesta desaparición forzada y conmocionó al país, como consecuencia de lo cual se realizaron movilizaciones masivas en distintas ciudades, convocadas por organismos de derechos humanos, que vieron en su caso una reminiscencia del accionar de las fuerzas de seguridad durante la última dictadura militar (1976-1983).

Tras las declaraciones de la abogada Heredia, el propio Lleral dijo que “la causa va a seguir tramitando, como debe ser, y hay que realizar una reconstrucción histórica. Hay que tener paciencia porque la prueba se sigue recolectando”.

Los resultados de la autopsia, en efecto, no implican el cierre de la causa, porque la investigación seguirá adelante con el fin de determinar qué sucedió el día de la muerte de Maldonado.

Cronología

1 de agosto: Santiago Maldonado desaparece tras el violento desalojo, por parte de la Gendarmería, de una protesta de la comunidad Pu Lof. Testigos mapuches dijeron haber visto que gendarmes lo cargaron en una camioneta.

7 de agosto: La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, asegura que “no hay indicios” del arresto del joven. El Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas pide al Estado argentino que disponga una “acción urgente”.

8 de agosto: El Gobierno ofrece recompensa por datos sobre el paradero de Maldonado.

10 de agosto: La Justicia allana el escuadrón de Gendarmería en la localidad de El Bolsón. Secuestra sogas y cabellos.

24 de agosto: La fiscalía cambia la carátula de la causa a “desaparición forzada de persona”.

4 de setiembre: El jefe del batallón de la Gendarmería que intervino en el desalojo niega haber detenido a Maldonado. Se cae la hipótesis de que Maldonado habría sido herido durante una pelea con un cuidador de campo de la zona.

11 de setiembre: Un gendarme declara por primera vez que hirió a un manifestante durante el desalojo de la protesta el 1 de agosto.

12 de setiembre: Dan negativo los análisis de ADN de la soga y los cabellos hallados en móviles de la Gendarmería.

21 de setiembre: Apartan al juez Otranto de la causa por “temor a parcialidad”. Nombran al juez federal Gustavo Lleral a cargo de la investigación.

17 de octubre: Hallan un cuerpo sumergido y enganchado en las ramas en el río Chubut, cerca del lugar del desalojo, en un nuevo rastrillaje con bomberos y perros adiestrados.

20 de octubre: La familia reconoce el cuerpo y confirma que es de Santiago, durante la autopsia. El juez informa que “no tiene signos de violencia”.

24 de noviembre: Según una junta médica integrada por 55 peritos, murió ahogado y el cuerpo permaneció siempre debajo del agua.

Fuente: Los Andes


Deja un comentario