domingo, agosto 9Te mantenemos informado
Shadow

Una posible deuda por drogas terminó en homicidio en un barrio privado en Luján

El crimen de Franco Rossetti (36), el hombre que fue ultimado a puñaladas durante la Navidad en Luján de Cuyo, ya tiene un detenido e imputado, y la justicia cree que el asesinato se desencadenó por un problema de deudas de dinero por transacciones de drogas y de recaudación en fiestas privadas.

Franco Rosetti -izquierda- fue asesinado a puñaladas. Katz -derecha- recibió dos balazos durante la pelea pero sobrevivió.

El caso, que es investigado por el fiscal de homicidios Carlos Torres, ya tiene un detenido. Se trata de Federico Katz, un hombre de 34 años, amigo de la víctima fatal y con quien tenía vínculos comerciales en la organización de distintos eventos en materia de diversión nocturna.

Katz fue imputado por un homicidio simple y decidió declarar. Lejos de negar el hecho, admitió haber matado a su amigo, pero dijo que lo hizo en defensa propia, luego de que Rossetti lo «mantuviera privado de la libertad durante varias horas» para pedirle dinero en el marco de algunos negocios que habían realizado juntos.

El crimen, ocurrido en la noche del miércoles 25 de diciembre en el barrio privado Jardines de Santa Oliva, tiene un testigo presencial.

Se trata de un hombre que estaba en la vivienda junto a la víctima y victimario. Esa persona declaró que Rossetti y Katz discutieron y que el segundo de estos apuñaló al primero. La víctima fatal, en el afán de defenderse, le dio dos balazos al ahora detenido, quien salvó su vida milagrosamente.

Pero por el contrario, Rossetti recibió varias heridas de arma blanca uqe le provocaron, días después, la muerte.

Según la reconstrucción del hecho, Rossetti y Katz estaban juntos desde horas de la madrugada de ese miércoles 25. Luego estuvieron reunidos durante todo el día, compartiendo bebidas alcohólicas.

Ya en horas de la noche se desencadenó la pelea fatal, que terminó en tragedia. Para los pesquisas, lo que habría motivado esa discusión es una deuda en el «pase» de estupefacientes o bien diferencias de dinero en la organización de distintas fiestas -una conocida pool party, entre otras-.

El caso ahora está enfocado en determinar si la versión de Katz es verdadera o bien el crimen fue cometido con intención.

Para la justicia no habría otro responsable y toda la investigación recaerá sobre el ahora único detenido.

El hecho

Rossetti, quien había nacido en Estados Unidos y tenía 36 años, vivía en Mendoza desde hacía varios años. Su padre es un italiano que, tras jubilarse, se radicó en nuestra provincia.

Aquí, la víctima fatal se dedicó a la organización de eventos, según afirmaron fuentes judiciales. El 25 y por causas que ahora se investigan, fue apuñalado y quedó internado en el hospital Central.

Tras una semana de permanecer en grave estado, falleció el viernes pasado. 

Fuente: Sitio Andino

Deja un comentario