jueves, junio 24Te mantenemos informado
Shadow

Un imputado confesó sobre las coimas del caso Bento

Javier Santos Ortega confesó cómo se pagaba para conseguir beneficios judiciales.

https://i2.wp.com/elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1620336562928bc5ae484-8f13-4651-9759-b3878631a2a6.jpg?w=810&ssl=1

La sorpresiva declaración de un acusado en una causa por contrabando apuntó contra el juez Walter Bento y los abogados imputados en el expediente por el pago de coimas.

Javier Santos Ortega es uno de los imputados en el caso de coimas en la Justicia Federal mendocina. El hombre declaró cómo era la operatoria por la que se pagaban ostentosas cifras de dinero por beneficios.

Ortega estuvo involucrado hace unos meses en una investigación por contrabando de zapatillas y prendas deportivas. A partir de ese caso, el ex despachante de aduana, Diego Aliaga, se comunicó con él y le sugirió la contratación de los abogados que debían defenderlo. En esa lista estaban Matías Aramayo, Martín Ríos y Luciano Ortego.

Ortega pagó y obtuvo sus beneficios. Pero las presiones continuaron.


El viernes al mediodía, el imputado tuvo un ataque de ansiedad en el calabozo donde estaba alojado. Los policías lograron calmarlo, pero necesitaron de la asistencia de un psiquiatra del Cuerpo Médico Forense, según informó Diario El Sol.

Se notificó a la titular de la Secretaría D de los Tribunales Federales, Ivana Aramendi, donde se tramita la causa contra Bento, los abogados nombrados y una serie de personas vinculados con el contrabando en Mendoza.

Se le dio aviso a la Fiscalía General y en cuestión de minutos se armó el operativo para tomarle declaración indagatoria. Ortega reveló que la situación lo estaba estresando desde hacía años y necesitaba contar lo que sabía. No pidió ser arrepentido. Desoyó el consejo de su abogado defensor y simplemente habló.

Su caso es conocido porque tiene que ver con parte del material secuestrado por los investigadores. Su pago de coima incluyó departamentos y otros tipos de bienes. Es más: afirmó que una de las propiedades la compró “alguien del juzgado de Bento”.

Ortega ofreció su teléfono como prueba. Dice que allí hay evidencia para corroborar sus dichos y ofreció nuevos testigos.

En las últimas horas del viernes 07 de mayo, surgió la información que se desprendió del análisis a celulares secuestrados en la investigación, entre ellos, uno utilizado por el empresario Diego Aliaga, quien fue asesinado en Lavalle.

Cabe recordar que producto de la investigación de ese crimen, el principal sospechoso, Diego Barrera, declaró que Aliaga era el nexo entre los imputados y los beneficiados para concretar los beneficios.

Así los sabuesos analizaron un celular de Aliaga que compromete seriamente a los sospechosos. Entre ellos surge una llamada entre Martín Ríos, uno de los abogados detenidos, y Aliaga, donde hablan de la situación procesal de Walter Bardinella Donoso, supuesto financista de una banda narco.

En los audios se habla montos millonarios en dólares, propiedades o vehículos para pagar dichas coimas. El letrado Ríos hablaba con Aliaga y comentaban montos que superan los 20.000 dólares para determinadas causas federales.

El caso tiene 6 detenidos, tres abogados y tres sospechosos que están acusados en otros expedientes. Además de estos, está imputado el juez Walter Bento, quien al poseer fueros no fue detenido y deberá ser investigado administrativamente para que la justicia penal pueda avanzar con la causa en su contra. Su pareja también está implicada.

Fuente: Diario El Sol y Sitio Andino


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.