martes, diciembre 11Te mantenemos informado

Todo lo que necesitas saber sobre la Vacuna del Sarampión

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa y grave que puede causar la muerte o producir secuelas hasta diez años después de padecerla. Antes de que la vacuna se introdujera en 1963 y se generalizara su uso, cada 2-3 años se registraban importantes epidemias de sarampión que llegaban a causar cerca de 2,6 millones de muertes al año.

A nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar de que existe una vacuna segura y eficaz. Se calcula que en 2016 murieron 89 780 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de 5 años.

El sarampión es causado por un virus de la familia de los paramixovirus y normalmente se suele transmitir a través del contacto directo y del aire (gotas de saliva que se eliminan al hablar, toser, etc.). El virus infecta el tracto respiratorio y se extiende al resto del organismo. Se trata de una enfermedad humana que no afecta a los animales.

La intensificación de las actividades de vacunación ha influido de forma decisiva en la reducción de las muertes por sarampión. Se estima que entre 2000 y 2016 la vacuna contra el sarampión evitó 20,4 millones de muertes. A nivel mundial, las defunciones por sarampión han descendido un 84%, pasando de 550 100 en 2000 a 89.780 en 2016.


Argentina ha eliminado la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en 2015 y el sarampión en 2016, aunque la mantención de esta situación requiere que todos los ciudadanos estén vacunados (una cobertura igual a mayor al 95% en todos los rincones del país). Es por eso que el Ministerio de Salud de la Nación realiza cada cuatro años como una estrategia sanitaria, campañas de vacunación masiva dirigida a los más pequeños, representa una dosis adicional y tiene como objetivo prevenir futuros brotes y seguir manteniendo ese estatus.

En la medida que pasan los años, los niños susceptibles se van sumando y esta acumulación hace que, frente a un posible ingreso de los virus del sarampión y de la rubéola, se produzca una reintroducción y pueda generarse un brote de magnitud por lo cual es importantísimo que la población sea responsable y vacunen a sus hijos durante las campañas y que además se aseguren que los mayores de 5 años acrediten dos dosis de la vacuna triple viral, como así también los adultos nacidos después del año 1965 deben revisar su calendario y asegurarse de tener dos dosis de dicha vacuna.

Esto permite lograr un efecto que se denomina “efecto rebaño” y que permite cuidar a los menores de un año que no pueden ser vacunados y en los cuales la mortalidad es muy alta. Además permite acreditar una cobertura mayor al 95 % lo que le asegura a Argentina no tener casos autóctonos y disminuir la posibilidad de brotes por casos importados.

La vacuna está disponible en todos los efectores públicos: hospitales, centros de salud, Vacunatorio Central como también en el Hospital Universitario y efectores de OSEP.


Deja un comentario