sábado, agosto 24Te mantenemos informado

Tercera jornada del juicio por el femicidio de Julieta González

Mendoza, Argentina.Foto: Yemel Fil/ARGRA 2385 – filyemel@gmail.com – +54 261 2408603- ©2016

El padre de Andrés Di Césare, presunto autor del crimen, afirmó que el día en que la joven murió, él se encontraba con su hijo disfrutando de una travesía en camionetas 4×4.

La coartada presentada por la defensa apunta a que el día 25 de septiembre de 2016, cuando se cree por parte del Cuerpo Medico Forense qué murió la joven, Di Césare se encontraba en Tupungato.

Di Césare padre declaró ante los jueces Jorge Coussirat, Alejandra Ratto y Juan Mauricio, dijo que en la mañana del 25 de septiembre de 2016 salieron de su casa de Luján hacia Tupungato. A mitad de camino, su hijo se descompuso del estómago y decidieron volver. El chico se quedó en su casa y el padre junto a su amigo y su sobrino, decidieron retomar el plan. Pasearon en bicicleta por la zona de la bodega Salentein y hacia el mediodía volvieron a la villa de Tupungato, donde habían dejado la camioneta en la que viajaban. Allí se volvió a unir al grupo el joven Di Césare, quien llegó manejando una camioneta Land Rover. 

El almuerzo y la posterior travesía en camioneta por Gualtallary quedaron registrados en algunas fotos tomadas por el amigo de los Di Césare.


Justamente este amigo de la familia, quien tomo las fotografías del paseo realizado el 25 de septiembre de 2016, también declaró ayer en Tribunales y brindó una detalladísima versión de esa jornada.

El empresario, padre del presunto culpable, también habló sobre su relación con Julieta: declaró que no la veía desde 2006, cuando se mudó de Maipú, y que no sabía que Andrés y la joven tenían una relación expresó “Yo no tenía idea de absolutamente nada» sobre los encuentros entre víctima e imputado. 

Por último, negó haber llamado por teléfono a la familia González para “arreglar” el asunto. El hombre dijo que llamó al hermano mayor de Julieta, es decir su ahijado, y que el joven le pasó con su madre. “Ella me dijo: Ojalá que no sea Andresito porque nosotros no sabíamos absolutamente nada», explicó y agregó que nunca hizo alusión a una cuestión económica.

Días claves:

  • 21 de septiembre de 2016: fué la última vez que la madre vio a Julieta con vida.
  • 25 de septiembre de 2016: es la fecha en que el Cuerpo Médico Forense cree que la joven murió.
  • 27 de septiembre de 2016: el cuerpo de la chica fue hallado en una ripiera en Cacheuta, Luján.

Fuente: Diario Los Andes, adaptado para el formato de Diario Luján de Cuyo.


Deja un comentario