jueves, abril 26Te mantenemos informado

Se redujo la detección de ejemplares adultos de Lobesia botrana


El Programa sanitario constató en Mendoza, una baja del 70% en comparación con el año pasado y en San Juan no aumentó la superficie afectada.

El cierre de la temporada vitícola muestra una reducción del 70% en la detección de ejemplares adultos de Lobesia botrana en Mendoza en tanto que no aumentó la superficie afectada en San Juan producto de la acción del Programa sanitario que aplica la Técnica de Confusión Sexual en más de 70.000 hectáreas de ambas provincias.

El anuncio se hizo en la ciudad de Mendoza, durante la reunión de la Comisión Técnica Asesora, de la cual forma parte el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que analizó los resultados alcanzados durante la campaña anterior y cómo fortalecer la articulación pública y privada para el presente año, en el marco de la Ley 27.227 que declara de interés nacional el control de la plaga.

Profesionales del Senasa, del Instituto de Sanidad y Calidad de Mendoza (Iscamen) y Ministerio de San Juan explicaron los resultados alcanzados durante la cerrada temporada vitícola que muestra, en el caso de Mendoza, la reducción de un 70% – en comparación con las capturas durante el año anterior- en la detección de ejemplares adultos de la plaga en la red de trampeo del Programa sanitario. Asimismo en la provincia de San Juan se destacó que no aumentó la superficie afectada, de la cual el 83% se ubica en el departamento Sarmiento.


Del encuentro participaron por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, Esteban Lavallol, el secretario de Agricultura de San Juan, Ariel Lucero; por el Senasa su directora de Sanidad Vegetal, Wilda Ramírez, y el director del Centro Regional Cuyo, Carlos Lehmacher. También asistieron el presidente del Iscamen, Alejandro Molero, y representantes de la Secretaría de Agricultura Familiar, los institutos nacionales de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Semilla (INASE) y Vitivinicultura (INV), las asociaciones de Viñateros, de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y Bodegas de Argentina.

Wilda Ramírez puso en valor la importancia de los resultados alcanzados en base a la labor participativa interinstitucional que permitió una reducción drástica de la plaga en la primera generación. “La organización territorial para relevar la información fue inédita, fruto de la interacción entre los actores públicos y privados”, aseguró la funcionaria.

En tanto Molero sostuvo que “fue una campaña sin precedentes en el mundo a la que habrá que darle continuidad con el aporte de todos los involucrados”. Destacó que lo realizado fue posible gracias al alto nivel de organización del sector vitícola que es su gran fortaleza.

Asimismo, el sector productivo resaltó la efectividad de la campaña a nivel sanitario.


Deja un comentario