viernes, diciembre 14Te mantenemos informado

Se acerca el verano, cuida tu piel

Gisel Maldonado,

Dermatóloga, Matricula 11490,

en Temple Centro Médico Vistalba


 

Nuestra piel tiene memoria. La exposición solar temprana y sin protección genera fotoenvejecimiento e incrementa el riesgo de cáncer de piel, por lo que el cuidado de la piel debe comenzar en edades muy tempranas.

Para un mejor bronceado

Al exponernos al sol las células de la piel llamadas melanocitos generan melanina, pigmento que actúa como una barrera ante la radiación ultravioleta. Si este proceso es paulatino y con aplicación de protectores solares, genera el bronceado.

Si en cambio, esta exposición se realiza sin protección y en forma aguda e intermitente, los melanocitos no son capaces de generar rápidamente melanina y nuestra piel se encuentra desprotegida, lo que produce quemadura solar y daño en el ADN de las células más profundas de la piel aumentando el riesgo de cáncer de piel.

La radiación ultravioleta consiste en rayos UVB, UVA y UVC. Los rayos UVB actúan sobre las capas superiores de la piel provocando las quemaduras solares, los UVA penetran hasta la dermis y son los responsables del envejecimiento cutáneo acelerado, la aparición de arrugas y el daño en el ADN. Por último, los UVC, no atraviesan la capa de ozono.

Es importante saber que dicha radiación UV varía:

  • Según la estación del año, siendo en verano hasta 100 veces más intensa que en invierno;
  • La hora del día, alcanzando la intensidad máxima entre las 12:00 y las 16:00 horas;
  • La latitud, siendo la máxima radiación a nivel de los trópicos;
  • La altitud, aumentando su intensidad en un 3% cada 400 metros;
  • Las diferentes superficies donde se refleja la radiación, pueden aumentar la intensidad de la misma, como el agua (25% más alta) o la arena (15%).

Algunos aspectos importantes a tener en cuenta para el correcto cuidado de tu piel y la de los niños:

  • Evitar horas pico de radiación solar (entre las 11:00 y 16:00 hs)
  • Usar ropa con filtro solar (cuando la exposición sea por períodos largos o en horarios de mayor radiación solar)
  • Usar anteojos con filtro solar
  • Utilizar correctamente los protectores solares:
  • Filtros UVB/UVA
  • Usar factor 30 o mayor
  • Colocarlo 30 minutos antes de la exposición solar
  • Colocar cantidad suficiente o aplicarlos dos veces para cubrir correctamente toda la superficie cutánea.
  • Colocar en todas las áreas fotoexpuestas.
  • Renovar cada 2 o 3 horas.
  • Utilizar en días soleados como nublados
  • En protectores resistentes al agua, el factor de protección se mantiene hasta 40 minutos de actividad en el agua o durante máxima sudoración, y los muy resistentes al agua, hasta 80 minutos, por lo que ambos deben reaplicarse.

 

  • Cuidados de la piel en los niños:
  • Los niños menores de 6 meses, no deben usar protector solar. Se recomienda utilizar ropa adecuada (con filtro), sombrero, sombrilla. Evitar los horarios de mayor radiación y en lo posible no exponerlos en forma directa al sol.
  • Los niños mayores de 6 meses deben utilizar protectores adecuados para niños, como también usar ropa con filtro solar, sombrero y sombrilla, evitando los horarios de mayor radiación.

Ciertas estaciones del año, como primavera y verano, nos invitan a pasar más tiempo al aire libre. Para aprovecharlas en forma plena, recuerda como cuidar tu piel y la de tu familia.

Cualquier inquietud no dudes en consultar con tu dermatólogo.


Deja un comentario