domingo, enero 20Te mantenemos informado

Prisión perpetua a Roberto Audano por matar a su pareja “Conchy” Arregui

En un juicio abreviado, Roberto Luis Audano (70) recibió la máxima pena por el femicidio que conmocionó a Mendoza y Chile.

Condenaron a prisión perpetua a Roberto Audano por matar a su pareja

Esta mañana Roberto Luis Audano (70) se sometió a un juicio abreviado por el femicidio de la ciudadana chilena Concepción “Conchy” Arregui (59), cuyo cuerpo apareció 50 días después del asesinato, en las aguas del dique Potrerillos.

En la audiencia realizada en los Tribunales provinciales, se resolvió condenar a prisión perpetua a Roberto Luis Audano. El fiscal Gustavo Pirello, el abogado defensor Federico Forgione y el abogado querellante Alfredo Paturzo acordaron otrogar al imputado la única pena que establece la acusación que pesaba sobre el mendocino: homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género. El juez Jorge Coussirat avaló la pena máxima.

Tras esto, Audano regresará a la prisión hasta cumplir la sentencia. Su defensor solicitó la prisión domiciliaria por suspuestos problemas médicos de su defendido, pero le negaron el beneficio. 


El homicidio de Conchy

Arregui desapareció el 5 de febrero ultimo y su cadáver fue hallado unos cincuenta días después en aguas del dique Potrerillos, en el departamento mendocino de Luján de Cuyo.

La mujer había sido ejecutada de dos balazos en la cabeza y su cuerpo fue embalado en una bolsa de dormir y atado con cadenas y sogas a un balde con cemento.

Al ser interrogado apenas se conoció la desaparición, Audano dijo que aquel día llevó a Concepción a la terminal de ómnibus para viajar a Chile, pero que no tenía pasaje.
Esta fue la primera señal de alarma para sus familiares, quienes aseguraron que esa no era una conducta normal en “Conchi”, como le decían sus conocidos, y comenzaron a sospechar del marido.

Finalmente, luego de casi un mes, el hombre confesó a la Policía que la había matado y arrojado el cuerpo en la zona del dique Potrerillos, a unos 70 kilómetros de la capital provincial, por lo que quedó detenido e imputado por homicidio agravado por el vínculo, por alevosía y por mediar violencia de género.

El hombre confesó ante los pesquisas que la había asesinado a balazos y que la había arrojado al agua dentro de una bolsa de dormir.

En tanto, respecto del móvil del crimen, cuando fue hallado el cadáver el fiscal que intervino había indicado que “surge el tema de la separación, de los bienes con los que se iba a quedar Concepción producto del divorcio” y destacó que, de acuerdo a los testimonios de conocidos y amigos, la mujer planeaba vender su casa, donde convivía con Audano en la zona de Las Compuertas, en Luján de Cuyo, y regresar a Chile.

Fuente: Diario Los Andes


Deja un comentario