sábado, diciembre 5Te mantenemos informado
Shadow

Persecución de película en el canal Cacique Guaymallén

Una mujer alertó al 911 cuando el malviviente quiso robarle en su domicilio.

El domingo un ladrón intentó ingresar al domicilio de una mujer, esta dio la alarma y emprendió la fuga. Un policía lo persiguió por el canal y lo atrapó.

El ayudante primero Ariel Condorí persiguió a un ladrón por el zanjón Cacique Guaymallén hasta capturarlo varias cuadras más allá en pleno cauce, impidiendo su fuga.

Personal policial de la comisaría de Dorrego tuvo que realizar una persecución cinematográfica dentro del canal Cacique Guaymallén para atrapar a un ladrón que se dio a la fuga por el importante cauce de agua que atraviesa en Gran Mendoza de Sur a Norte.


El auxiliar primero Ariel Condorí dio muestras de una gran preparación física, y pudo perseguir, adelantar y atrapar a un sujeto que quiso ingresar al domicilio de una mujer de Dorrego, Guaymallén, pero se amedrentó por la presencia del malviviente dentro de su propiedad, cerró su puerta y pidió auxilio.

Gracias también a la rápida ayuda que prestaron los vecinos, se pudo evitar que se ejecutaran los planes del delincuente, Darío Ramón Araya, un hombre de 32 años, que hacía dos meses que había salido de prisión

Este pasado domingo, cerca de las 20.30, una mujer sintió ruidos en su techo, y luego que alguien saltaba a su patio con un arma blanca. De inmediato cerró las entradas y comenzó a pedir auxilio, que llegó con rapidez, por parte de sus vecinos, que además alertaron a la policía.

Atento a que había sido descubierto, el ladrón decidió escapar, pero no fue muy lejos, ya que al llegar el móvil 3048 de la Comisaría 45 de Dorrego, los propios vecinos le indicaron a los ocupantes de la unidad policial -el auxiliar primero Ariel Condorí, y el inspector Juan López – que el sospechoso se había refugiado debajo del puente de calle Berutti (continuación de Brasil) sobre el zanjón Cacique Guaymallén.

Araya comenzó su fuga por el cauce, aguas arriba, en dirección al Sur. Esto fue advertido por Condorí, quien marchó en forma paralela por la Costanera, hasta llegar a calle Minuzzi, donde cruzó el puente (hacia Godoy Cruz), ingresó al predio del Frigorífico Aconcagua, donde encontró un lugar propicio para bajar al canal, y así puedo detener al frustrado ladrón.

“Lo vi cuando comenzó a correr por el zanjón y lo empecé a perseguir costeando el canal hasta que llego al puente de Minuzzi (Amado Nervo), donde hay una fábrica gigante (Aconcagua), lo voy viendo cómo corría, me le adelanto muchísimo, llego a la fábrica, me abre el personal de seguridad, ingreso y encontré una bajada donde meterme al zanjón, me arrojo al interior, y lo encontré al sujeto en plena fuga. Me vio, le doy la voz de alto y se quedó quieto. Le dije que se aproximara, lo hizo y ahí logré la aprehensión, y ya habían llegado los bomberos, que pusieron una escalera para que saliéramos”, relató el arriesgado Condorí, que actuó en solitario hasta la detención de Araya.

Respecto a la dificultad del lugar, Ariel comentó: “Había bastante agua, aunque él y yo corrimos por la orilla, donde no hay tanta agua, pero cuando le dije que se aproximara, justo estaba en una zona donde se hace una pileta, y ahí sí estaba más profundo”, concluyó agregando: “Fue una persecución bastante larga, pero la aprehensión fue tranquila”.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario