martes, agosto 20Te mantenemos informado

Mingorance anticipa que algunos vecinos del piedemonte deberán mudarse

“Una lluvia que sucede una vez cada 50 Años, puede hacer un desastre y llevarse familias enteras”, dice el secretario de Ambiente.

Anticipan que algunos vecinos del piedemonte deberán mudarse

El relevamiento abarca 1.300 kilómetros cuadrados, desde Agrelo hasta el camino recto que sube a Villavicencio.

La decisión del Gobierno se tomó en base a un estudio de riesgo aluvional realizado por el Instituto Nacional del Agua. Y que da certeza acerca de una intuición generalizada: muchas propiedades están en lugares de medio, alto o muy alto riesgo. 

Por lo que el Gobierno iniciará un proceso de notificaciones a los vecinos que tienen su vivienda en dichos sitios. “Una lluvia de esas que suceden una vez cada 50 años puede hacer un desastre y llevarse familias enteras”, dice el secretario de Ambiente Humberto Mingorance. Esa notificación implicará que esas familias deberán mudarse, por lo que habrá duras batallas legales. 


En los casos en los que los barrios cuenten con aprobación del Consejo de Loteos,seguramente el demandado será el Estado Provincial. Pero hay casos en los que los parcelamientos no han pasado por ese organismo. En ese caso, la batalla será entre particulares. 

“Hay casos de loteos que no tienen servicios y que están pidiendo que sea el Estado el que los lleve, pero eso es responsabilidad del privado. Ahora a algunos de esos vecinos les vamos a tener que decir que deben mudarse”, reflexiona Mingonrance. 

El estudio del INA retomó investigaciones existentes de distintos organismos públicos, como Conicet, Dirección de Hidráulica o Irrigación, y completó las partes analizando las diferentes cuencas aluvionales del piedemonte y simulando en software el drenaje de las aguas en caso de lluvias intensas, así como también el peligro de aludes. 

El relevamiento abarca 1.300 kilómetros cuadrados, desde Agrelo hasta el camino recto que sube a Villavicencio. En ambos sectores hoy no aparencen desarrollos inmobiliarios, aunque Mingorance advierte que hay compras de terrenos que podrían transformarse en loteos, por lo que la Secretaría decidió incluirlos en el estudio del INA. 

Los Andes accedió a dos de las gráficas elaboradas por el INA; la primera abarca desde la margen izquierda del río Mendoza, en Luján, hasta la cuenca del dique Maure en Godoy Cruz; la segunda desde ese dique hasta la ruta provincial 13, que une el Barrio Municipal de Las Heras con Uspallata. 

En Las Heras-Ciudad, el riesgo más elevado, donde hay desarrollo urbano, aparece desde el dique San Isidro (El mirador) al oeste, flanqueando la base del Cerro Arco. Más cerca, en El Challao, hay algunas propiedades que están marcadas como de riesgo medio a alto.

Otra zona de riesgo similar está al oeste de la Panamericana (Ruta 82), a la altura de la zona de boliches. Algunos de los emprendimientos inmobiliarios están atravesados por cauces aluvionales. 

Un poco más al sur, una parte de Blanco Encalada está en zona de desagüe aluvional. Incluso algunos loteos nuevos, hacia el noroeste de esta localidad, también están en zona de medio a alto riesgo.

Fuente: Diario Los Andes


Deja un comentario