miércoles, junio 26Te mantenemos informado

Macri vuelve por la reforma

reforma previsional

El presidente Mauricio Macri resolvió finalmente no sancionar la reforma previsional a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y el gobierno intentará que los diputados debatan el proyecto el lunes.

En tanto, la Casa Rosada comenzó anoche a convocar a mandatarios provinciales para que emitan un respaldo contundente al proyecto en una eventual reunión con el mandatario, dijeron fuentes oficiales.

«Vamos a intentar sesionar el lunes, con el apoyo de los gobernadores y sumando un bono/pago extraordinario para aliviar el trámite legislativo», confiaron a Télam fuentes de gobierno.


Si bien algunas fuentes de gobierno habían señalado que en las últimas horas se cursaron invitaciones a los gobernadores para que se desplacen este viernes mismo a Buenos Aires a fin de mantener un eventual encuentro con el presidente Mauricio Macri, lo cierto es que no había nada oficial y lo que se dijo fue que el oficialismo espera que este fin de semana o a más tardar el lunes, los gobernadores que firmaron el Pacto Fiscal salgan a avalar públicamente la reforma.

Para evitar sesionar el 19 y 20 de diciembre, por lo simbólico de la fecha en relación a lo sucedido en 2001, buscarán hacerlo el lunes 18 por la tarde.

Para convencer a quienes dudaban de aprobar el texto original, desde el oficialismo no descartan la posibilidad de efectuar una reasignación presupuestaria para compensar la pérdida que los jubilados sufrirían en marzo como consecuencia del empalme de ambos sistemas de movilidad previsional.

«Se tomó la decisión de darle una segunda oportunidad legislativa», dijo por su parte el presidente del bloque del PRO en la Cámara Baja, Nicolás Massot.

El jefe de Estado tomó la decisión de dejar de lado la emisión de un DNU después de debatir la viabilidad de esa alternativa con los miembros de su gabinete y los presidentes de los interbloques parlamentarios de Cambiemos, informaron fuentes de la Casa Rosada.

Macri, estuvo reunido casi hasta las 22 de este jueves con sus ministros y los legisladores Emilio Monzó (presidente de la Cámara de Diputados), Mario Negri (presidente del Bloque UCR y del interbloque Cambiemos), Elisa «Lilita» Carrió y Massot en la sede del Gobierno Nacional.

Desde un comienzo, la posibilidad de debatir el proyecto en Diputados fue la alternativa que más adeptos tuvo en la mesa que presidió Macri.

La idea es que los legisladores puedan dar en el recinto el debate que se vio frustrado cuando el oficialismo levantó la sesión por el nivel de violencia que se suscitó cuando opositores interrumpieron a los gritos la deliberación con el argumento que no se había llegado al quórum reglamentario.

La primera en dar señales, puertas afuera, de que no estaba dispuesta a avalar la posibilidad de que la reforma previsional saliera por decreto fue Carrió, quién utilizó las redes sociales para sentar su postura.

«Carrió y la Coalición Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto. Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional», tuiteó Carrió. Télam.-

Fuente: Sitio Andino


Deja un comentario