lunes, marzo 25Te mantenemos informado

Luján de Cuyo lució un carro con espejos

El móvil que trasladó a la bella soberana Micaela Vissani reflejó la alegría y los festejos de los mendocinos.

La luz de esta mañana acompañó a la perfección a la reina vendimial de Luján de Cuyo, Micaela Vissani, y su carro, el cual fue cubierto de espejos, escaleras y vino. Desde ese móvil, la corte de la soberana entregó vinos y uvas.

Un carro que también se luce de día

Luego de cautivar las miradas anoche en la Vía Blanca, el carro de Luján de Cuyo continuó deslumbrando con el diseño y la dirección del artista German Legrand.

El lujanino -reconocido a nivel internacional por sus murales y pinturas- eligió para esta ocasión cubrir el móvil vendimial con espejos, escaleras y racimos de uva.


El trabajo realizado por Legrand, con Carlos Najurieta en carpintería, y Héctor Lucero, Carlos Loyola y Antonio Gutiérrez en electromecánica, les llevó tres semanas para dejarlo como una continuación de la historia de la Vendimia departamental: Tierra enamorada.

“El carro de Luján es una conjunción que juega entre lo abstracto y lo figurativo. Su estética se sumerge en el mundo de la Vendimia y su gente. Es un carro completamente blanco, rodeado de curvas y escaleras, delineadas con los frutos que dan vida a la Tierra Malbec. Racimos de uvas que se destacan sobre la pureza del alma de su pueblo. Y, en el centro, gigantes espejos reflejan los rostros de un pueblo que festeja un año de trabajo y de visitantes que acompañan esta alegría”, le explicó Legrand a MendoVoz.

Micaela se ubicó en el medio del imponente carro, mientras que su corte la acompañó con vestimenta diferente de la de la Vía Blanca. En esta ocasión cambiaron los vestidos por camperas y pantalones de jeans, ante las bajas temperaturas.

La vestimenta de Micaela para el Carrusel

La soberana de 22 años y estudiante de Psicología lució un elegante vestido rosado elegido y creado en forma exclusiva por el diseñador de moda Nicolás Ortega, quien contó con la colaboración de Adrián Agüello y Aisha Sepúlveda.

“El vestido que utilizó la reina Micaela era largo color rosa viejo con tonos mates. La parte de arriba lleva un canesú de microtul color piel, un forrado con tul bordado con piedras en tono rosa claro, con espalda descubierta y desde los hombros cae una tela denominada plastrón, muy delicada. Para la parte de abajo diseñé una falda media campana color rosa”, le detalló el diseñador a MendoVoz.


Deja un comentario