lunes, octubre 14Te mantenemos informado

Las paredes hablan

Germán Legrand. Gentileza.

El muralista lujanino, Germán Legrand ha realizado varios murales en el departamento, los que decoran la calesita municipal o los que llaman al cuidado animal. También se encargó de la escenografía de la Fiesta de la Vendimia «Tierra Enamorada». La semana pasada estrenó un mural más en la esquina de Viamonte y Pueyrredón, en Chacras de Coria. Conocé sobre el artista que hace que los muros cobren vida en la nota.

Germán fue ex alumno de la Escuela Técnica Carlos Fader, pero terminó la secundaria en la Francisco Correa en el 2003. Hoy pinta murales en Luján de Cuyo y en países latinoamericanos. También se desarrolla en el arte escénico, como en la última vendimia de Luján de Cuyo 2019 llamada «Tierra Enamorada», que estuvo contextualizada en una bodega.

Su inicio en el muralismo comenzó con aerosoles, mediante la técnica de arosolografía, un arte que no se enseña en la Universidad, sino que se aprende en la calle, y pudo ensayarlo durante un año pintando en distintos lugares del país, cuando tenía 19 años.

Luego, decidió involucrarse más con el muralismo y durante seis años, residió en Buenos Aires.


Ante la pregunta ¿por qué el muralismo? Legrand responde que fue cuando descubrió que podía expresarse en grandes superficies, y a su vez, aportar a un museo a cielo abierto, donde el espectador apreciara la obra en cualquier momento.

La técnica de Legrad adquiere gran expresividad al lograr una imagen, que si bien es plana, se percibe real; tanto por la fuerza del dibujo como por los colores que emplea, logrando sobresalir de la pared. El «Tren de La Ceiba » parece que avanza rompiendo el muro.

«Bueno cada mural tiene su contexto, justamente el mural «El Tren De La Ceiba» lo pinte en Honduras, en los comienzos de la locomotora bananera, que fue el motor del crecimiento de La Ceiba», expresa Legrand con soltura.

El muralismo permite que la gente se acerque mientras el artista pinta, en ese cruce de instantes irrepetibles y únicos; no se volverán a ver nuevamente, pero formaron parte de la obra.

Como seguidor del arte de Siqueiros, Legrand ha sido invitado a pintar en México en unos meses. El joven lujanino es Delegado del Movimiento Internacional de Muralismo -MIM- Italo Grassi, y ha podido plasmar su arte en otros países.

El Movimiento Internacional Muralista Italo Grassi es una organización de muralistas en todo el mundo. Se encarga de organizar encuentros nacionales e internacionales de muralismo y arte público, y tiene por objetivo desarrollar, preservar y enseñar el lenguaje muralista, que es político, pedagógico, social, humanista, ecologista y monumental.

Legrand junto al mural realizado en Perú

El último mural de Legrand fue pintado en Chacras de Coria. «Lo pinte con la idea de reivindicar la figura de la mujer», expresó el lujanino, quien dijo que si bien es un mensaje en contra de la violencia, su intención no es mostrar a la mujer en el lugar de víctima, si no como es el nombre de la obra «Estoy Presente».

«Estoy Presente»

2 Comments

Deja un comentario