lunes, julio 6Te mantenemos informado
Shadow

La mitología argentina supera Halloween

Diario Luján te acerca historias de mitos reales o realidades que no queremos asumir como tales, pero que existen. Hoy, en algunos lugares se celebra una fiesta que tiene más de importada que de argentina. Desde Diario Luján compartimos la riqueza de nuestros personajes mitológicos a través de libros y dibujos. Agradecemos especialmente a la Biblioteca Alberdi por su colaboración. 

Mircea Eliade dice en «Mitos y leyendas cuyanos», que «un mito refiere siempre que algo ha pasado realmente, que un acontencimiento ha tenido lugar en el sentido más claro del término», y allí mismo, Rodolfo Bracelli se pregunta «¿Cuanto de cierto hay en nuestra aparente realidad?».

Diario Luján ofrece hoy homenaje y puesta en valor de los seres mitológicos de Mendoza y el país, en honor a un rico legado cultural.


En la Biblioteca Alberdi se encuentra una amplia colección de libros sobre mitología cuyana y de otras regiones del país. Entre ellos, Mitos y Leyendas cuyanas (1998) Editado por Jaime Correas, reúne a trece autores y cada uno cuenta un relato cuyano, que incluye Bairoletto, El Futre, El gaucho Cubillos, Martina Chapanay y El pozo de las ánimas, entre otros. De entretenida lectura, aunque no posee dibujos de los personajes o escenarios cuyanos.

Fábulas argentinas, de Godofredo Daireaux, es realmente uno de los libros pioneros en recopilar la tradición popular de la pampa argentina. Geoffroy Francois Daireaux (París 1839- Buenos Aires 1916) se estableció en Argentina en 1868 y luego de participar en la fundación de ciudades en las provincias de Santa Fe y Córdoba, se dedicó a la docencia y a la escritura. Las ilustraciones son de Manuel Purdía. Fabulas argentinas es un libro ágil para grandes y chicos.

Litoral (2013) de Leonardo Batic, es una saga de tres libros que cuenta la crónica de un viaje en el tiempo que plantea la batalla entre la luz y la oscuridad, entretejida por el misterio de la mitología del país.

Dice Batic, «La Caá Yarí es sin dudas la dríada más hermosa de nuestro país. Es el hada protectora de los yerbatales. Será porque el mate es mi bebida preferida o porque las historias que cuentan de ella son fascinantes pero es a quien elijo como la reina de las hadas Argentinas». Encontrá más de este fascinante mundo de hadas de Batic.

Caá Yarí, el hada más bella de Argentina, protectora de los yerbatales.
Caá Yarí, el hada más bella de Argentina, protectora de los yerbatales.

 

Batic presenta a Los Chivosis, seres subterráneos similares a los trolls, trasgos, orcos o goblins europeos. Aquí son llamados Chivosis, que al servicio de entidades oscuras, toman la apariencia humana por un poco tiempo, para hacer maldades, son los monstruos de las pesadillas o los portadores de enfermedades para el contagio.

Del libro  Bestiario (2006) de Gustavo Roldán, destacamos la historia del Basilisco como propia de éstos pagos. El resto del libro ofrece relatos de las otras bestias conocidas, entre ellas El cancerbero, Las esfinges, La salamandra y El unicornio entre otras.  Los dibujos de Gabriel Bernstein realzan cada bestia presentada por Roldán.

El basilisco reside en el desierto; mejor dicho, crea el desierto. J. L. Borges. Dibujo de Gabriel Bernstein.
El basilisco reside en el desierto; mejor dicho, crea el desierto. J. L. Borges. Dibujo de Gabriel Bernstein.

Y dejando lo mejor para el final, Adolfo Colombres es autor de la recopilación de Seres Mitológicos Argentinos (2013) con dibujos del mendocino Luis Scafati. Colombres caracteriza y clasifica a 515 seres sobrenaturales argentinos, tanto indígenas en su mayoría, como de origen criollo. Se incluye una clasificación de los seres mitológicos según el ámbito cultural de pertenencia. Scafati le da forma visual a seres que hasta el momento no habían sido representados.

El Chilludo de Neuquén, el genio del mal Gualicho, el Sombrerudo de Catamarca o el Futre de Puente del Inca, la Llorona en el sur de Buenos Aires o el Llastay en Saujil en Tinogasta.

La llorona, por Scafati.
La llorona, por Scafati.

 

Deja un comentario