martes, septiembre 25Te mantenemos informado

La bronca de un turista en Mendoza: le robaron $60.000 en una bodega de Luján

Eso no fue todo, cuando regresó al hotel céntrico donde se hospedaba vivió otro incómodo momento. Decidió regresar a su provincia.

Un turista salteño que llegó a Mendoza para vacacionar sufrió un robo mientras disfrutaba de un tour y degustación en una conocida bodega de Luján de Cuyo. En el patio del lugar, donde había varios vehículos estacionados, delincuentes abrieron su camioneta y le robaron $60.000 en efectivo, lo que convirtió su anhelado viaje en su peor pesadilla.

El episodio ocurrió ayer por el mediodía, cuando Emilio Raúl Benítez, un médico de 71 años que viajó desde Salta a Mendoza, eligió visitar una bodega ubicada en Luján, tras recibir una serie de recomendaciones para conocer en nuestra provincia. En diálogo con Los Andes, el hombre contó que mientras participaba del clásico tour y de la degustación de vino en el lugar, sufrió un importante hurto en su camioneta que había dejado estacionada.

Es que al salir de la bodega y buscar su camioneta, Emilio notó que algo raro había sucedido, ya que al subirse al vehículo para regresar al hotel donde estaba alojado encontró una bombilla del equipo de mate fuera de lugar. Al chequear cada rincón de su vehículo descubrió lo peor: le faltaban $60.000 en efectivo, documentación y varias pertenencias.


Acompañado por personal de la bodega, el hombre realizó la denuncia por hurto en la fiscalía de la comisaría 11 de Luján de Cuyo. De acuerdo a su relato, otro turista oriundo de Entre Ríos, que había dejado estacionado su vehículo cerca del suyo, también sufrió un robo, aunque más violento, ya que le habían roto el vidrio del auto.
El turista salteño dijo que estuvo más de siete horas realizando la denuncia, algo que, sumado a la gran cantidad de dinero sustraída, lo llenó de bronca. “En este país no puede haber tanta impunidad. No se puede vivir con esta sensación de estar entre ladrones. Pensé que la desmoralización que afecta a nuestro país no estaba en Mendoza”, comentó indignado.
Al volver a un hotel céntrico donde estaba hospedado, Emilio vivió otro incómodo momento, ya que revisó su habitación y le faltaba un zapato y un cargador de celular. Abrumado por el magro martes que vivió en la provincia, finalmente dejó el hotel y viajará de regreso a Salta.

Desde el hotel donde el salteño se hospedó indicaron a Los Andes que el turista estaba desbordado por el hurto sufrido en la bodega, por lo que le brindaron contención y le hicieron un descuento para que su regreso a casa sea más ameno frente a la desafortunada circunstancia.

Fuente: Los Andes


Deja un comentario