lunes, julio 6Te mantenemos informado
Shadow

Jardín Lucecitas busca nuevo edificio

El Jardín Lucecitas desde hace 75 años brinda atención y educación a los niños de Luján. Hoy necesita un edificio para continuar asistiendo a más de 100 niños.

La comunidad de padres y docentes del Jardín Lucecitas.
La comunidad de padres y docentes del Jardín Lucecitas.

 La semana pasada se viralizó en Luján, un mensaje que pedía ayuda para el Jardín Lucecitas.

✨ EL JARDÍN LUCECITAS ✨ busca espacio para funcionar y brindar actividades para 100 familias de la comunidad de Luján. Estamos hace 20 días, sin actividades por la condición de clausura del edificio.
Si conoces algún lugar que sea disponible de alquiler…. para esta cantidad de niños acercate a Serpa y Saenz Peña o wassap al 2615368347 (Lorena)!!
🐝🌟Ayudanos a mantener estas, Lucecitas encendidas!!🌟🐝

El salón de bebés en el Jardín, tenía todo listo para iniciar el ciclo 2018.
El salón de bebés en el Jardín, tenía todo listo para iniciar el ciclo 2018.

Tres instituciones trabajan de manera conjunta para dar vida al Jardín, las docentes provienen de la Dirección de Educación Social y Cooperativa, perteneciente a la DGE; el personal no docente pertenece a DINAF, quien además es propietaria del edificio y aportante del financiamiento para la alimentación que se brinda. El tercer actor social, es la Asociación Civil de Ayuda al Niño, Niña y Adolescente, a cargo de la Presidenta Marta Salcedo, junto a otras docentes.

Cerca de 100 niños asisten al Jardín, siendo recibidos desde los tres meses de vida hasta los doce años. Se asiste principalmente a los niños de madres que son sostén de familia y que deben garantizar el cuidado de los menores.

«La prioridad son los niños», destacaron las maestras en distintas oportunidades para Diario Luján.

Hay salas adecuadas para cada edad, un gran salón de psicomotricidad, una cocina y un comedor en el que se desayuna y almuerza. Durante la tarde funcionan dos aulas satélites del CEBJA de la escuela Lisandro de la Torre, que atiende a adolescentes y adultos para la finalización de la escuela primaria.


Además, en el salón central se realizan distintas actividades vinculadas a la promoción de la vida familiar y social, como los eventos realizados los sábados para los adultos mayores. También funcionó en algún momento el Ballet Municipal.

Cocina del Jardín en el que se alimentan casi 100 niños.
Cocina del Jardín en el que se alimentan casi 100 niños.

«Siempre se ha fomentado la gratuidad de las actividades y la promoción de las actividades familiares. Hoy, se pide ayuda a la comunidad a fin de conseguir una casa para las actividades del Jardín Lucecitas», dice Lorena, docente del Jardín.

Más de 75 años y un escaso mantenimiento del edificio

A la semana de haber iniciado el ciclo 2018, encontraron escombros del techo y se encendió el alerta en la comunidad educativa.

Techo de caña y cemento, con fisuras de dos centímetros.
Techo de caña y cemento, con fisuras de dos centímetros.

Hoy el edificio tiene más de 75 años, y responde a las edificaciones realizadas en el país que siguen la arquitectura de la Escuela Hogar Eva Perón.

Las docentes destacaron que esa realidad también ocurre con otras escuelas de esa época en Luján, como en la escuela Zinni, Olazabal, Paso y Torres. Este año la escuela Emilio Jofré cumple 100 años también.

El mantenimiento no se ha realizado oportunamente y luego de los años, se nota el deterioro del Jardín. Si bien no hay grietas estructurales, porque en el año 95 se hicieron obras de seguridad en las paredes; el problema están en los techos. Se trata de una estructura de tejas, cemento y caña, que al humedecerse, cede y crea situaciones de peligro.

«Hay varias escuelas en Luján que han colapsado, y no nos podemos permitir perder otra institución. Hay que rever la Política Educativa, porque no se puede dar respuesta a la demanda de niños para sala de 4 años, que es obligatoria. A eso hay que sumar el crecimiento de la población en Luján. Una docente no puede tener un aula de 4 años con 25 niños. Hoy la mujer ha entrado al campo laboral y necesitan dejar a sus hijos al cuidado de alguien», dice Lorena.

Los salones del fondo anteriormente tuvieron otros usos muy destacados, recibiendo a las madres adolescentes que no tenían contención social para llevar adelante sus embarazos. Sin embargo, esos pabellones se encuentran en desuso debido al deterioro del edilicio.

«El crecimiento de población no ha tenido paralelo con el crecimiento de instituciones educativas, dice Marta Salcedo, Presidenta de la Asociación Civil de Ayuda al Niño, Niña y Adolescente.

Desde Infraestructura de DINAF determinaron que estaba colapsando el techo. Desde Obras Privadas del Municipio también constatan el deterioro.  Actualmente el edificio deberá cerrarse, sus aulas ya tienen todo embalado para mudarse, por lo que la situación se declara de emergencia, al estar fuera del presupuesto.

Los salones tienen todo embalado para la mudanza.
Los salones tienen todo embalado para la mudanza.

Las familias y la comunidad educativa, acordaron la difusión del pedido hacia la comunidad; y si bien entienden los tiempos de los expedientes, la necesidad de continuar con las actividades genera la urgencia.

Hoy necesitan trasladarse a otro edificio, que pueda contener a los niños para el desarrollo de las actividades, y que pueda responder a las demandas laborales y de traslado de los padres y madres. Muchas familias acuden al Jardín por tener un punto accesible desde los colectivos y por su cercanía al Centro de Salud nro. 31 David Busana.

La voz de los padres

Marcos, papá de William de 2 años, expresó que en Jardín aprenden muchas cosas buenas y que es un espacio necesario, que acompaña a las familias.

Un abuelo presente se expresó en representación de su hija, que es madre solera y que no podía asistir porque estaba trabajando. El abuelo destacó la importancia de una educación para su nieto.

Deja un comentario