domingo, abril 22Te mantenemos informado

Hoy tratan en el Senado el proyecto de ley para crear el Registro de Vehículos Antiguos de Colección de Mendoza


El proyecto de ley destinado a crear el Registro de Vehículos Antiguos de Colección de la Provincia de Mendoza, presentado en la Legislatura por el senador provincial Gustavo Arenas (PJ) en mayo de 2017,obtuvo el despacho de comisión y será tratado en la sesión de mañana de la Cámara Alta.

El objetivo de la iniciativa –contenida en el expediente Nº69.362 del Senado– es que esos tradicionales modelos de gran valor que se constituyen en patrimonio histórico y cultural de Mendoza puedan circular por la vía pública sin infringir la ley cuando participen en actividades específicas, las cuales generalmente son de carácter solidario, además de sus habituales exposiciones.

El senador Gustavo Arenas les entrega a miembros del Club de Automóviles Antiguos de Mendoza, en mayo del 2017, copias del proyecto de la ley de su autoría destinado a crear el Registro de Vehículos Antiguos de Colección de la Provincia de Mendoza, que ahora tratará la Cámara Alta.
El senador Gustavo Arenas les entrega a miembros del Club de Automóviles Antiguos de Mendoza, en mayo del 2017, copias del proyecto de la ley de su autoría destinado a crear el Registro de Vehículos Antiguos de Colección de la Provincia de Mendoza, que ahora tratará la Cámara Alta.

 

La idea surgió de una inquietud planteada por el Club de Automóviles Antiguos de Mendoza (CAAM), custodio de un llamativo museo itinerante constituido por unas 70 reliquias mecánicas que abarcan el período desde los años ’20 hasta los ’60 y son preservadas con sus piezas originales, entre las que hay un vehículo traído por dos maestras estadounidenses que arribaron a Mendoza con Domingo Faustino Sarmiento y el auto que perteneciera al famoso médico Teodoro Schestakow.


De esta manera, la propuesta tiende a que esas piezas clásicas de gran valor testimonial puedan circular sin problemas por la vía pública en ocasiones específicas en las que se dirijan o estén participando en los diversos eventos que asiduamente organiza la institución de aficionados o a los que es invitada esta para engalanarlos con la presencia de esos modelos históricos como salidos del túnel del tiempo.

Es que, en la actualidad, los propietarios de esos antiquísimos rodados de colección no pueden transitar con ellos por las calles debido a que –precisamente por la condición de que deben permanecer con sus características propias de fabricación– muchos no cumplen estrictamente con las normativas viales.

Así, el propósito de la futura norma presentada por el legislador justicialista es que esos automóviles antiguos que constituyen una atractiva exhibición rodante queden efectivamente comprendidos dentro de la Ley de Tránsito para evitar que incurran en infracciones viales a la hora de desarrollar sus actividades.

Fuente: Archivo Diario Luján.
Fuente: Archivo Diario Luján.

Sus dueños, además, están muy alejados de los cánones que el imaginario popular supone habitualmente para quienes poseen coches de colección, ya que todos pertenecen a mendocinos que no son adinerados y a quienes mantener sus máquinas lo más originalmente posible y en buen estado no les representa gastos onerosos. Es así que, en los últimos años, muchos mendocinos han adquirido ese tipo de movilidad para participar en las muestras que se realizan incluso en el resto del país, por vocación tanto deportiva como recreativa.

De hecho, el CAAM está integrado por chapistas, pintores, mecánicos, carpinteros y electricistas cuyo denominador común es la solidaridad, ya que –además de organizar eventos a beneficio entidades– su pasión también los motiva a asesorar a cualquier persona que se acerque a ellos para saber cómo rescatar y mantener los vehículos antiguos en su estado original, además de ayudar en las restauraciones.

Antecedentes en otras provincias

Para poder implementar esta regulación, el senador Gustavo Arenas realizó un estudio de legislación comparada del cual se desprende que muchas comunas de Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Chaco, entre otras provincias, crearon registros municipales que –si bien no generan derechos de propiedad sobre los bienes– constituyen un importante antecedente y sirven como base de datos para dar una mayor formalidad a esa actividad. Estos registros, asimismo, otorgan permisos de circulación especial para esos rodados dentro del ámbito de la jurisdicción respectiva.

En este contexto, la provincia de Santa Fe fue más allá y dictó una ley para crear un registro provincial que otorga las franquicias para circular con fines recreativos. Y justamente este permiso especial está expresamente previsto en el inciso C del artículo 77 de la Ley N º6.082 de Tránsito que rige en Mendoza.

De esta manera, nuestra normativa establece que los propietarios de automotores antiguos de colección y prototipos experimentales que no reúnan las condiciones de seguridad requeridas para los vehículos comunes podrán solicitarle a la autoridad local una franquicia que los exceptúe de cumplir con ciertos requisitos para circular excepcionalmente en lugares, ocasiones o lapsos determinados.

Por eso, la creación en nuestro territorio de un registro provincial de vehículos antiguos de colección haría operativa aquella norma, al atender todos los aspectos concernientes a ese tipo de rodado y establecer franquicia especial de circulación, lo que posibilitará que esa atractiva actividad se desarrolle dentro del marco de control y legalidad que merece.

Fuente: Archivo Diario Luján.
Fuente: Archivo Diario Luján.

Los artículos de la norma

Con ese fin, la propuesta del legislador justicialista ordena que se cree “el Registro de Vehículos Antiguos de Colección de la Provincia de Mendoza, dependiente de la Dirección de Seguridad Vial del Ministerio de Seguridad”.

En cuanto a los requisitos observados para poder anotar rodados en ese registro, detalla que deben “tener una antigüedad mínima de 30 años” y “que, por sus características y/o antecedentes históricos constructivos, constituyan una pieza de especial valor o mérito para el mantenimiento del patrimonio cultural de la Provincia”.

La iniciativa también establece que, “para solicitar la inscripción en el Registro Provincial de Vehículos Antiguos de Colección, se deberá contar con dictamen previo emitido por la comisión de evaluación que determine que el automotor reúne los requisitos previstos”.

En este aspecto, ordena que “el dictamen deberá referir en forma detallada las características y una breve historia del automotor, año aproximado de fabricación, si el automotor mantiene sus partes originales, con excepción de aquellas que por natural desgaste hubieren debido ser cambiadas para su normal mantenimiento y no fueren esenciales para determinar la originalidad del vehículo”.

El proyecto de ley del senador Gustavo Arenas incluso reglamenta que, “a solicitud de los interesados, los vehículos que reúnan las características establecidas y cuenten con el dictamen favorable emitido por la comisión de evaluación se inscribirán en el Registro Provincial de Vehículos Antiguos de Colección” mediante un legajo particular.

Y remarca que esta pieza administrativa única deberá consignar lo siguiente: “a) número correlativo de registro y fecha de inscripción, b) apellido, nombre, documento de identidad y domicilio del propietario y lugar de guarda habitual del vehículo; c) declaración jurada de la propiedad del vehículo, d) marca, modelo, año de fabricación, color y numeración de motor y chasis; e) matrícula municipal, provincial o nacional con que contara el vehículo y f) todo otro dato o documento que se considere de interés, especialmente fotografías del automotor”.

A continuación, el articulado de la norma prevista manda que se cree “una comisión de evaluación a los fines de determinar qué automóviles reúnen los requisitos para ser considerados vehículos antiguos de colección” y define que “la comisión estará integrada por un representante de cada club, asociación y/o comisión con personería jurídica, con interés acreditado en la materia, y un representante de la Dirección de Seguridad Vial”.

Luego aclara que los vehículos inscriptos que posean características originales de fabricación que “impidan su circulación por la vía pública en función de las normas viales vigentes serán objeto de un permiso especial de circulación dentro del ámbito de la provincia de Mendoza, al solo efecto de su presentación en exposiciones, reuniones de coleccionistas y competencias especiales u otros acontecimientos de naturaleza semejante. Dicho permiso será otorgado por la Dirección de Seguridad Vial”.

A continuación expresa que el permiso especial de circulación “no eximirá a los propietarios y/o conductores de los respectivos vehículos de las responsabilidades que por daños u otras circunstancias ocasionen a terceros como consecuencia de la circulación o permanencia de los mismos en los lugares públicos”.

Finalmente manda que “se dispondrá la colocación de placas de circulación de características especiales, según determine la reglamentación, donde deberán constar el número de registro, el número de permiso y la denominación ‘Vehículo Antiguo de Colección’”.

Fuente: Archivo Diario Luján.
Fuente: Archivo Diario Luján.

Historia del CAAM

Fundado el 25 de mayo de 1984, el CAAM empezó como un grupo de apasionados por los autos clásicos y antiguos que se dedicaban a restaurar las reliquias mecánicas abandonadas cuyos destinos eran que se las llevaran fuera de la provincia o terminaran desarmadas como chatarra. Una vez que las ponían a punto, las disfrutaban en paseos en caravana por caminos de la provincia, sin mediar ningún tipo de lucro.

Con el tiempo, estos aficionados que inicialmente se reunían para intercambiar información, experiencias y consejos relacionados con la actividad tuvieron la inquietud de organizarse para comenzar a colaborar con escuelas, comedores y hospitales, entre otras organizaciones intermedias. Desde entonces, la solidaridad es otra de sus motivaciones.

También han sido merecedores de reconocimientos, como cuando el club fue declarado “custodio del patrimonio histórico”, en el 2005, y “de interés cultural”, posteriormente, por parte de la Secretaría de Cultura de la Provincia.

Asimismo, han participado en la Fiesta Nacional de la Vendimia, las habilitaciones de las obras de remodelación de las avenidas San Martín y Las Heras, de Ciudad; la inauguración del Espacio Cultural Julio Le Parc, en Guaymallén, el acto de reapertura de los restaurados portones del parque General San Martín y el centenario del monumento al Cristo Redentor, en la Cordillera de los Andes, entre otras.


Deja un comentario