lunes, septiembre 24Te mantenemos informado

Finalizó Constelación del vino, un espectáculo que siguió el libreto

Constelación según el Diccionario

El Diccionario de la Real Academia Española define Constelación (Del lat. constellatio, -ōnis) como un conjunto de estrellas que, mediante trazos imaginarios, forman un dibujo que evoca una figura determinada. Conjunto, reunión armoniosa.

Saludo de apertura de la Fiesta Vendimial con las soberanas.
Saludo de apertura de la Fiesta Vendimial con las soberanas.

El espíritu de Constelación del Vino

“Todo es parte de la vida y no hay jerarquías sino mutuo respeto”, fue la esencia de la propuesta escénica para 2018, es que “Según la cosmovisión de los pueblos originarios, la tierra es un espacio sagrado, un lugar de esperanza e identidad, el lugar de los mitos y de la historia. La esfera celeste, por otro lado, refleja y prefigura ese destino que se va desarrollando entre los hombres. Y ambos se unen en los horizontes, confundiéndose en un todo donde no hay arriba ni abajo, ni sagrado, ni profano. Y los hombres son parte de esa naturaleza, no son los dueños ni los dominadores, son uno más junto con los animales, las plantas, las montañas, el agua, el cielo”, explica la síntesis del argumento.

 

La puesta en escena se organizó en 12 cuadros, con una estructura circular en torno de los conceptos “lo que fue será” y “nuestra identidad que se sustenta hoy en la relación de ida y vuelta, con la naturaleza, el cosmos y nuestra cultura en esta tierra”.


Elegancia musical de la Fiesta Vendimial, gracias a la banda en vivo.
Elegancia musical de la Fiesta Vendimial, gracias a la banda en vivo.

12 cuadros, 12 constelaciones

Los 12 cuadros, en alusión a las 12 constelaciones, se llamaron: Constelación del vino, Ríos profundos, Mundo Huarpe, Fundación de Mendoza, Constelación de la viña, La Virgen, Los inmigrantes, Industria y esfuerzo del vino, Farra cuyana con animales, Exaltación del Vino, San Martín, Malambo final junto a Constelación del Vino.

Primer constelación, apertura del espectáculo.
Primer constelación, apertura del espectáculo.

Una excelente puesta en escena de bailarines, música y vestuario. Sin embargo, hay mucho que mejorar de todo el show de Vendimia para ser competitivos a nivel mundial.

Un efecto de agua o nieve con bolsas de nylon gigantes, marionetas de cóndores sujetadas con palos, que trajeron a la memoria las imágenes de los animales muertos durante enero, muy distante de su bello e imponente vuelo. Tal vez, el ingenio pueda ser más agudo para embellecer éstos elementos de la naturaleza.

Ríos profundos
Ríos profundos

 

El cuadro de la conquista, es pagana pero tiene ganas, dicen los bufones, para aludir a la doble fundación de Mendoza, por Juan Jufré y luego por Pedro del Castillo, contra el reclamo de existencia del pueblo huarpe y su pertenencia ancestral a esta tierra. Sin embargo, el final no se concreta en el escenario, pues el viento zonda, desplaza a los actores, y parece que aquí el lema se cumple; “Todo es parte de la vida y no hay jerarquías sino mutuo respeto”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inicia luego el siguiente cuadro de Constelación del Vino, con la primera cepa que transforma a Cuyum en Mendoza.

A esta altura, es imposible no recordar tantas historias de bodegas, viñedos, emprendedores y visionarios de una gran Mendoza, junto a las historias que cada departamento puede contar sobre Vendimia. Tantas historias de abuela contadas bajo un parral, pero que no se ven en el Teatro Frank Romero Day, le dan la razón a Patricia Slukich,  al decir que“Constelación del vino” es un espectáculo apegado a la rigidez, con pocos momentos para el asombro, como una fórmula que asfixia.

La Constelación del Misterio presenta a la Virgen de la Carrodilla como protectora ante las inclemencias climáticas, pero no hay mención a todo lo realizado en la lucha antigranizo y los seguros agrícolas; que todavía tienen mucho por andar en comparación con grandes potencias vitivinícolas del mundo.

La Constelación del inmigrante, llena de algarabía italiana y española, comparte sueños entre criollos e inmigrantes, justo cuando el país cuestiona al inmigrante.

En la Constelación de la Industria y la fuerza del Vino, el escenario se viste de rojo para encenderse con fuegos artificiales.

Los animales y la farra son parte de la siguiente Constelación, el humor comienza con aros para dar ingreso a grandes marionetas de una cabra, un ñandú, una gallina que toma vino y un gallo, además de una llama con un sombrero colla, para rodearse de bailarines vestidos de verde. Si la Vendimia es comparada con la Fiesta del Año Nuevo Chino, las serpientes gigantes devorarían estos animales como el basilisco del desierto, y eso que las marionetas fueron ingeniosas, pero hay que admitir que todavía falta mucho por seguir mejorando.

La Constelación  de Exaltación del vino, pide no contaminar la tierra con bailes de ska y mucho movimiento.

San Martín es el nombre de la siguiente Constelación, que evoca la gesta sanmartiniana, pidiendo la protección de la Patria a la Constelación de Piedra y Nieve. Aquí el malambo con música del Himno Nacional, da paso al cuadro Latinoamérica.

En el cuadro Argentina, el escenario tuvo su momento sex appeal, con un solemne tango que hizo lucir con elegancia un bello diseño de vestido azul con la bandera argentina, y el body paint celeste y blanco de una pareja.

“En una constelación caben todas, en la Constelación del Vino”, dice la voz en off, el escenario se tiñe de blanco con todos los artistas en escena para dar cierre a la fiesta, otra vez, con fuegos artificiales y papeles de colores.

En el cierre, también se desplegó la bandera “Nosotras Paramos”, en alusión al paro del 8 de marzo, por el Día Internacional de la Mujer.

Diario Luján agradece a FM Cóndor 107.5, en el programa “Ahora sí” conducido por Marcelo Sánchez y a Mario Gutierrez, parte integrante del equipo, por la nota realizada el día de la fecha, en alusión a “Constelación del Vino”.


Deja un comentario