viernes, abril 19Te mantenemos informado

Escuela Olazábal al 80%

Ya se hicieron revoques finos, molduras exteriores, pisos e instalación de cañerías de electricidad, además de los cielorrasos, cisterna y pintura completa en las aulas. Infraestructura tiene previsto concluirla en marzo de 2018, para el inicio del ciclo lectivo. La inversión ronda los $22 millones.

La construcción y refuncionalización integral de la nueva Escuela Laureana Ferrari de Olazábal, de Luján de Cuyo, ya tiene un avance de 80%, porcentaje que supera la curva de evolución especificada en los pliegos de licitación. Con este ritmo de obra, está previsto que la escuela esté lista para el inicio del ciclo lectivo  2018.

A tal punto alcanza el progreso de los trabajos, que esta semana se concretará una entrega parcial de cinco aulas nuevas, con el objetivo de terminar de desmontar un grupo de módulos-aulas que por estos días ocupan parte del patio del establecimiento lujanino, donde se construirá el playón deportivo.


Ya se terminaron de pintar las nuevas aulas. También se montó la cubierta de techo y se hicieron revoques finos interiores y exteriores. Además, se colocaron los pisos (de granito semipulido) en todos los espacios y se concretó la instalación de las cañerías de electricidad, entre otras intervenciones.

Asimismo, se construyeron la sala de cisternas y el muro que separará el nuevo edificio del existente refuncionalizado, y se colocaron los cielorrasos de todas las nuevas aulas y galerías.

También se inició la refuncionalización integral del edificio existente, con una conexión edilicia que vinculan los bloques estructurales viejos y nuevos.

El director de Ampliación y Construcción de escuelas, Marcelo Orrico, señaló que el “avance de obra continúa por encima de la curva, y nuestro objetivo sigue siendo terminar los trabajos antes del ciclo lectivo de 2018”.

Son 900 m2 de edificio nuevo

Una vez finalizada, la nueva Escuela Olazábal tendrá 900 metros cuadrados de edificio nuevo y otros 600 metros cuadrados  refuncionalizados del viejo inmueble educativo lujanino, que fue seriamente afectado por un sismo en 2015.

Los trabajos, que tendrán una inversión total de $22 millones, están a cargo de la unión transitoria de empresas Iron SA-Calzetta SA y son íntegramente financiados con fondos del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Además de lo ejecutado hasta ahora en el nuevo edificio, la obra incluyó la demolición total de la vieja Escuela Antonio Zinni, dado que el antiguo inmueble hacía mucho tiempo que estaba inhabilitado por cuestiones estructurales.


Deja un comentario