viernes, abril 19Te mantenemos informado

Enduro en Cacheuta con Franco Sance

El endurista a pesar de tener inmovilizado su brazo izquierdo luego de sufrir un accidente, participó de la segunda fecha del Provincial de Enduro en Cacheuta y se prepara para una nueva jornada a disputarse en San Carlos.

Una monoplegia del brazo izquierdo, no le impidió a Sance participar del Provincial de Enduro, conduciendo su Honda sólo con su brazo derecho y cumplir uno de sus sueños que la adversidad no pudo doblegar; volver a subirse a una moto y competir como cualquier otro piloto de enduro.

“Si uno está bien de la cabeza, creo que puede realizar lo que se proponga”, así definió Franco su particular presente deportivo, tras superar varias cirugías y muchos dolores neuropáticos complicados.

Manejando su moto sólo con el brazo derecho, el piloto lleva el izquierdo pegado a su cuerpo, “con un cabestrillo y una faja, se podría decir que la palma de mi mano va en mi pecho”, detalló.


Para Franco, “los primero es soñar, yo creo que el que quiere puede, después lógicamente entrenarse y esforzarse durante un largo camino. No es tan fácil, pero lo importante es no darse por vencido, ir superándose día a día en el deporte que sea, darse un poco también de autoconfianza frente a la adversidad de alguna problema o discapacidad”.

Según explicó, su moto tiene algunas adaptaciones, como por ejemplo “el embrague se lo tuve que poner del lado derecho junto al acelerador y el freno delantero, además, coloqué la palanca del embrague debajo del freno”.

El domingo pasado en Cacheuta, hizo su primera carrera tras superar el desenlace del accidente y sus trabajos de rehabilitación y recuperación y entre sus sensaciones mencionó que “realmente me impresionó el aliento que recibí del público, fue una motivación extra que me dio. También recibí un gran apoyo de la organización, que me dio la posibilidad de ser partícipe de la competencia”.

“La verdad que me sentí muy bien –dijo-, aunque el comienzo de la carrera fue un poco tensa y me sentí un algo nervioso. Me costó un poco, hasta que me fui soltando y comencé a disfrutar un poco más y fue ahí donde me sentí cómodo arriba de la moto”.

Más adelante comentó que “los profesionales médicos me dijeron después del accidente, que nunca más iba a poder hacer ningún tipo de deportes. Se imaginan ahora estar cumpliendo el sueño de volver a estar arriba de una moto, es mucho más que un logro deportivo”.

También dijo que “la próxima jornada del calendario es en mayo, creo que en San Carlos. Esperaremos la fecha para poder inscribirnos y participar de la carrera”.

Explicó que en la competencia de Cacheuta “fui un rival más, sin ningún tipo de ventajas de parte de los otros pilotos, más allá de las felicitaciones, de los aplausos, y eso ya para mí fue una victoria”.

En cuanto a su entrenamiento diario, de cara a la próxima fecha, el piloto indicó que “entreno todos los días en el gimnasio de un amigo, Academia Crossfit 5730, más o menos entre una hora y una hora y veinte, entre entrenamiento y elongación y luego trato de hacer durante hora u hora y media más de bicicleta adicional y el fin de semana, tratar de estar arriba de la moto lo más posible”.

“Verdaderamente no se cual es mi techo como endurista”, consideró finalmente Franco, para agregar que “como piloto siempre me las ingenié para hacer lo que sea, más allá que algunas cosas me cuesten más que otras. Siempre trato con un poco de creatividad, realizar todo tipo de actividades, sin ningún tipo de límites”.


Deja un comentario