sábado, abril 4Te mantenemos informado
Shadow

En la base de la vitivinicultura, el trabajador vitivinícola es el más postergado

Ayer 1 de febrero se festejó en toda Argentina el Día del Trabajador Vitivinícola. Fue instituido en la Convención Colectiva de Trabajo celebrada en Buenos Aires el 27 de junio de 1975. Pero, a pesar de su rol clave en el proceso productivo, son el eslabón más postergado de la cadena, con los sueldos más bajos del sector: entre 18.000 y 20.000 pesos mensuales.

Los hombres y mujeres que cosechan la uva, aran, podan, desbrotan y riegan la finca gozan el 01 de febrero de un merecido descanso.

Antonio Arias secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Soeva) y de Foeva, la Federación que agrupa a todas las entidades regionales del país, fue entrevistado por Pedro Straniero.

El rivadaviense de 60 años, comenzó a trabajar en la Bodega Titarelli hace 35 años y, tras ser elegido en 2018 por sus compañeros, conduce al gremio en la negociación por un salario más digno.

En todo el país se calcula que hay unos 40.000 trabajadores que se ocupan de las tareas culturales de la viña y de poner la uva en la bodega antes de que el enólogo y los técnicos comiencen el proceso de elaboración del vino. De ese total, según Arias, conductor de Soeva en Mendoza, expresó que unos 37.000 trabajadores están afiliados al sindicato. Y de esos 37.000, alrededor del 70% son de Mendoza, el 20% de San Juan y el 10% de otras zonas vitivinícolas del país, en especial de la Patagonia y de otras provincias donde hay pequeños emprendimientos, como La Pampa, San Luis, Entre Ríos y Buenos Aires.


Antonio Arias, secretario general de Soeva.

Organización

SOEVA tiene distintas sedes en cada departamento. Y en algunos departamentos, hay sedes que nuclean a más de un distrito. Por ejemplo, la sede Soeva de Rivadavia agrupa a Rivadavia y Junín. La sede de San Martín agrupa a Santa Rosa, La Paz y San Martín. La de Guaymallén también tiene jurisdicción en Lavalle. Y así también en el Valle de Uco y en el sur.

Los obreros que Soeva agrupa son especialmente los que trabajan en el viñedo, los que hacen el riego, la poda, el desbrote, el arado, a los tractoristas. El obrero de viña que agrupa SOEVA es aquel que está mensualizado, no se representa a los contratistas, que son trabajadores que tienen distintos arreglos salariales y un porcentaje de la ganancia de la chacra o del viñedo a fin de año. A veces también incluyen a los trabajadores golondrinas que llegan para el tiempo de cosecha; ellos también se pueden afiliar y recibir los beneficios, que son del mismo tipo que los beneficios que se brindan en otros sindicatos y obras sociales. Otro grupo, concierne a los obreros de bodega, a aquellos que contratan las bodegas por dos o tres meses cuando llega la época de la elaboración.

«En nuestro Sindicato también atendemos a los obreros de viñas y bodegas que no están afiliados, por ejemplo si vienen a pedir asesoramiento se lo brindamos. Y a partir de ahí les comentamos si les conviene o no afiliarse, y ellos tomán la decisión. La afiliación al Sindicato siempre fue libre. Además, nuestra obra social es la Ospav (Obra Social de la Actividad Vitivinícola), que es de libre elección dentro de la actividad privada. «, expresó Arias.

Una de las negociaciones clave, es la del precio del tacho de uva, que está iniciando la negociación en paritarias, que se cerrará a fines de febrero o comienzos de marzo. En la paritaria se negocia el porcentaje de aumento para todo el año y también la retribución por tacho de uva cosechado. El mismo porcentaje de aumento que se negocia para el sueldo, se negocia para el tacho de uva.  Actualmente estan pidiendo un porcentaje de aumento del 40% y el mismo porcentaje de suba para el tacho de uva cosechado, que el año pasado se pagó alrededor de los 13 pesos .

Convenio obrero de viña:
http://foevaonline.com.ar/CCT_154-1991.pdf

Convenio obrero de bodega:
http://foevaonline.com.ar/CCT_85-1989.pdf

Escala salarial de viña: http://www.soevarivadavia.org.ar/Escalas/EscalaVina-2020-01_Revision_y_Decreto14.pdf

Escala salarial de bodega: http://www.soevarivadavia.org.ar/Escalas/EscalaBodega-2020-01_Revision_y_Decreto14.pdf

Beneficios a los afiliados

Entre los beneficios a los afiliados, hay asesoramiento legal, salud y, pertenencia a la gran familia de los obreros vitivinícolas. «El trabajador, cuando se siente sometido, esclavizado, no bien remunerado, cuando siente que su trabajo no es digno porque no es reconocido, termina agremiándose para estar con los compañeros a los que les pasa lo mismo, es una cuestión natural. El sindicato se forma por la necesidad del trabajador de sentirse reconocido. Esto siempre ha sido así y seguirá siéndolo hasta que se termine el mundo. Por más que evolucionemos, siempre va a haber gente que somete a otro. El poder adquisitivo de nuestros afiliados se va perdiendo. Un empleado de viña gana en promedio entre 18.000 y 20.000 pesos», expresó Antonio Arias, secretario general de Soeva. .

Cobertura de salud

El secretario considera que la cobertura de salud está muy deteriorada, «Hay varios factores adversos. Uno es que tenemos sueldos bajos. Por más que uno logre buenos acuerdos en las paritarias, se parte de sueldos bajos desde hace muchos años, y la inflación los va licuando. El poder adquisitivo se va perdiendo. Un empleado de viña gana de promedio entre 18.000 y 20.000 pesos de sueldo. Con el aporte social que hacen entre el obrero y la empresa tratamos de arreglarnos, compramos prótesis o pagamos operaciones, que son muy caras, o solventamos en algunos casos la medicina de alta complejidad, pero como prácticamente no hay regulación en los precios de la medicina y las prácticas privadas, se hace muy complicado. Lamentablemente, nuestra obra social está muy complicada económica y financieramente. Tenemos los hospitales públicos abiertos para todos los afiliados, porque hay una ley provincial que así lo dispone. En las clínicas, tenemos acuerdos, vamos haciendo acuerdos particulares, y vamos saliendo a flote», cerró el dirigente.

Deja un comentario