viernes, septiembre 20Te mantenemos informado

Empezó la devolución en Ganancias: conocé cuánto le toca a cada trabajador

Con los sueldos que se cobran por estos días llega la primera cuota de la devolución de Ganancias. El mes próximo se devolverá el resto.

Empezó la devolución en Ganancias: cuánto le toca a cada trabajador

La decisión del Gobierno implica que el salario más bajo alcanzado por el impuesto a las ganancias será de $55.376 brutos o de $45.962,08 netos (en lugar de los $46.146 brutos o $38.301 netos vigentes hasta antes de la medida) en el caso de un trabajador soltero y sin ninguna deducción por familia (ni deducciones por algún gasto) y de $70.274 brutos o $58.327,42 netos si se trata de un asalariado que deduce cónyuge y dos hijos (en esta situación, el mínimo para pagar es hasta ahora de $61.046 brutos o $50.668 netos).

Eso significa que el ingreso sobre el que se tributa (el comúnmente llamado mínimo no imponible) se incrementa en un 20%, luego de que este año había tenido un aumento de 28,29% respecto de 2018, un índice que se aplicó en función de lo dispuesto por una ley, pero que había quedado muy por debajo de la inflación.

Esto último provocó que se pagara un impuesto más elevado (medido como porcentaje efectivo del salario), aun percibiendo un ingreso de menor adquisitivo que antes.


También contempla un alivio de la carga fiscal para los jubilados alcanzados por el impuesto, que pagan a partir de un ingreso mínimo especial (si es que cumplen con determinadas condiciones) que equivale a seis haberes básicos y que en estos meses es de $69.170,64, mientras que en septiembre se iba a incrementar a $77.623,29.Te puede interesar

Se haría el recálculo del tributo por todo lo ya pagado en lo que va del año. Por ejemplo, en el caso de un trabajador casado, con dos hijos y un salario bruto de $80.000 mensuales, habrá un reintegro de unos 12.000 pesos.

Por otra parte también hay un efecto vinculado a los ingresos salariales de los trabajadores formales tiene que ver con los aportes personales. En Hacienda aclararon que la decisión se refiere al descuento salarial con destino al sistema previsional, que es de 11% del salario. Sí quedarían vigentes los que se dirigen a financiar la obra social del empleado (3%) y el PAMI (otro 3%).

Esa liberación de la carga estará vigente solamente por los meses de septiembre y octubre. El efecto de esta liberación de la carga será para quienes tengan salarios brutos de hasta $60.000 mensuales, con un tope de $2000 en la exención. Alcanza a unas 6,5 millones de personas.

Y los monotributistas, en tanto, no pagarán el componente impositivo de su aporte mensual. El mayor ingreso de bolsillo que tendrán esos contribuyentes solamente en septiembre será, según las fuentes oficiales, de $1000 en promedio.

Los contribuyentes a los que les corresponda sí deberán abonar, como lo hacen habitualmente, los importes con destino al sistema jubilatorio y a la obra social.

Cifras

Un asalariado sin ninguna deducción por familia ni por otros motivos, con una remuneración bruta promedio mensual este año de $50.000, habría tributado, por todo 2019, $2420, o un promedio mensual de $202, en caso de no mediar cambios.

Con la modificación, esta persona queda al margen del impuesto por 2019, con lo cual se le debe devolver lo retenido hasta ahora. Además, en este caso se suma el efecto de los $2000 más de bolsillo por la bonificación en el descuento al sistema jubilatorio.

Si se trata de alguien con un sueldo de $60.000 brutos, también sin deducciones, entonces habría tenido un descuento por Ganancias de $16.836.

Con las modificaciones, el recálculo da un impuesto anual de $3169. Entonces, deberá haber compensación por lo ya retenido de más y, en lo que queda del año, habrá descuentos pero menores a los anteriormente previstos.

Alguien con una remuneración promedio mensual en el año de $85.000 brutos, con deducciones por cónyuge y dos hijos, habría pagado con el esquema anterior un impuesto anual de $39.954. Con el cambio, el cálculo da que tributará $18.624 en el año.

También recibirá, entonces, una compensación por lo descontado de más hasta ahora y, además, luego se le seguirá restando un monto en concepto del impuesto.

Con un sueldo bruto mensual también de $85.000 brutos, pero en este caso con un hijo a cargo y con deducción por pagos al personal de servicio doméstico, se habría pagado por Ganancias un total anual de $49.048. En cambio, con lo ahora dispuesto el monto anual quedará en $21.925.

Fuente: iProfesional


Deja un comentario