viernes, diciembre 14Te mantenemos informado

El salario real cayó 18%, desde la llegada de Macri

Según un estudio realizado por el Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía, los valores del salario real van en caída libre desde el cambio de gobierno. Tras un crecimiento sostenido en las tres presidencias anteriores, el macrismo ha expresado una derrota económica para el conjunto de los trabajadores.

Desde la llegada de Macri, el salario real cayó 18% | VA CON FIRMA MENDOZA. Un plus sobre la información.

El MATE (Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía) trabaja hace más de 10 años en la ciudad de Rosario, realizando diferentes estudios en torno a las paritarias de diferentes sindicatos, el salario mínimo vital y móvil y diferentes parámetros sobre la economía hogareña. En diálogo con Va Con Firma Mendoza, uno de sus integrantes, el economista Lavih Abraham analizó el estudio que demuestra una caída del salario real desde la llegada de Macri a la Casa Rosada.

En un gráfico que explica la evolución de los valores del salario real, se muestra el avance de la capacidad adquisitiva de cada trabajador durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, mientras se evidencia una caída desde la asunción de Mauricio Macri en la presidencia.

Según explican los especialistas, el crecimiento del salario real durante la presidencia de Néstor Kirchner fue del 34%. Por su parte, los gobiernos de Cristina Fernández expresaron un crecimiento del 23% y del 3,5%, respectivamente. En tanto, Cambiemos y sus políticas de presión sobre las paritarias y la mayor inflación a causa de la constante devaluación, han llevado al conjunto de los trabajadores a perder un 17,9% de su salario real.


Desde el equipo de MATE, integrado por los economistas Sergio Arelovich, Marco Kofman, Natalia Pérez Barreda, Diego Kofman y Lavih Abraham, explican que “en general los sindicatos presentan discusiones salariales a partir de los informes que elaboramos nosotros. Siempre hemos trabajado ligado a posturas críticas”.

En relación a los datos con los que trabajan, Lavih Abraham explicó que “es el salario promedio de la economía de los trabajadores registrados. Ese es un dato oficial que sale de cifras del propio gobierno”. En tanto, puntualizó que “ese salario es promedio y no muestra las diferencias que hay por sectores, pero expresa un término medio”.

En cuanto a los índices de precios tomados, el economista explica que “durante los últimos dos años, son los índices de precios del INDEC oficial y en el medio también utilizamos algunos índices que se llaman Siete Provincias. Es el promedio de los índices de inflación de algunas provincias argentinas”.

Se trabaja principalmente con datos oficiales, “lo que se hace es calcular un valor del salario al inicio de cada uno de los gobiernos y luego sacamos diferencias entre el valor de cada uno de los meses y el valor del salario en términos reales”. En torno a las cifras que se expresan en el gráfico, son números traídos a parámetros actuales. “Lo que hacemos es traer todos los valores del 2003 hasta ahora al valor actual. Un salario en el año 2003 era $800, a lo mejor equivalen a $25000 pesos de hoy. Llevamos todo a los valores de hoy”, explicó Abraham.

Es así, que se puede decir que, a valores de hoy, los trabajadores y trabajadoras tuvieron durante el gobierno de Néstor Kirchner una ganancia promedio de $288 mil. Mientras, durante la primera gestión de Cristina, fue de $159 mil y en el segundo gobierno de CFK fue de $32 mil. En tanto, el macrismo ocasionó caída del salario en un promedio de $106 mil.

El efecto de la inflación, explica Abraham es lo que hace que se gane o se pierda, “el salario se modifica nominalmente. Vas ganando plata todos los meses, ganás más, pero tenés que compararlo con lo que es la inflación”, analiza el investigador. Entonces, durante los primeros dos gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, el salario le gana ampliamente a la inflación.

En el segundo gobierno de Cristina, explican los especialistas, hay una ganancia bastante mínima, “lo que corresponde es decir que no se logró un avance significativo, pero se mantuvo lo que habían conseguido los trabajadores. El crecimiento fue menor, pero no se perdió”, puntualizan.

En este período el gobierno quiso establecer una pauta inflacionaria de 15% y a la mitad del año ya sabíamos que no iba a ser así. “Hemos tenido una inflación que va a terminar casi en el 50%”, explica el economista. “Si te aumentan un 15% y los precios van para arriba en un 50%, tenés una pérdida de poder adquisitivo brutal”, analiza.

En cuanto a los precios, los que más han aumentado son los de la canasta básica, lo que golpea a todos los sectores, pero afecta considerablemente más a quienes son de las clases más carenciadas. “Nosotros decimos que hemos retrocedido en esa curva hasta los niveles de 10 años atrás, 2007-2008”, aseguró Lavih Abraham.

Finalmente, al buscar cuáles son las cuestiones que ocasionan este tipo de retrocesos, Abraham asevera que van desde la destrucción del Ministerio de Trabajo y presiones sobre los sindicatos, hasta cuestiones más puntuales de la microeconomía. “Han hecho que este sea un año de retroceso enorme para todo el conjunto de trabajadores y trabajadoras en la Argentina”, finalizó.

(*) Licenciado en Comunicación Social
Fuente: Va Con Firma Mendoza

Deja un comentario