sábado, agosto 24Te mantenemos informado

El reconocido «conejito» de Playboy es el protagonista de un nuevo producto que se fabrica en Luján

La marca cordobesa Playboy fue registrada en Argentina por Carlos Alberto Rodriguez Pons en los años ‘70. Hoy su hijo, Marcelo Rodríguez Pons, lanzó una línea de vinos con el reconocido sello del conejito en su etiqueta

Pons luego de ver la idea en el exterior, volvió a al país y registró la marca Playboy en casi todas las clases de productos pero no de servicios. Por eso más tarde, los americanos también registraron la marca en Argentina pero para servicios como televisión, revistas, y videos.

Es a partir de los años ‘80 que Alberto empezó a otorgar licencias a otras fábricas, empresas o negocios a cambio de un royalty, es así como el empresario se sale del negocio de la producción, y aparecieron en el mercado diferentes productos con el conejito en su etiqueta: lencería, preservativos, artículos de marroquinería y de cosmética.


De esa forma es como su hijo Marcelo en la actualidad decidió armar una nueva empresa y ser un licenciatario más de la marca.

Playboy Wines contrató al enólogo Diego Rosso (quien trabajó para Achaval-Ferrer) y crearon 3 productos: un vino (malbec) y dos espumantes (extra brut y rosado). Se trata de vinos de gama media que tienen un valor de US$ 12 la botella. La producción la tercerizan en Mendoza: trabajan con tres bodegas, entre las que se encuentran dos champagneras. El concepto de Playboy Wines es ofrecerle a los clientes el mejor producto en cada momento.

Los vinos se comercializan en Córdoba y Buenos Aires. En la capital cordobesa sus productos se pueden adquirir en algunas vinotecas como Jabugo Almacén Gourmet, La Nueva Bodega, Fratelli y Falabella.

La línea completa es de 6 productos, por ello piensan lanzar los próximos tres vinos cuando estén listos.

Fuente: Infonegocios.


Deja un comentario