viernes, abril 19Te mantenemos informado

El empresario Gabriel Bravo explica la realidad de las micro y pequeñas empresas en Mendoza

Gabriel Bravo, es residente de Chacras de Coria y dirigente de APYME, Asamblea para los Pequeños Y Medianos Empresarios. Participa activamente en espacios de discusión, debate, formación y desarrollo para la comunidad.

En diálogo con Diario Luján, el empresario Gabriel Bravo, cuenta la realidad que están padeciendo las micro y pequeñas empresas en Mendoza. El balance del 2017 y las expectativas del sector para el 2018.

“Desde APYME estamos viendo desde hace dos años el deterioro constante y permanente de la sociedad, concretamente de la clase media y baja. La clase media-alta hoy está actuando como fusible del sistema y es a la que apunta este gobierno para tenerla como cómplice de sus acciones”, dice Bravo.

“Eso se maneja desde los medios de comunicación, que están instalando en la sociedad temas que son creídos por la gente que apoya al gobierno; y se basan en esos temas para ejecutar las medidas que están llevando a cabo” agrega.


El empresario Gabriel Bravo explica la realidad de las micro y pequeñas empresas en Mendoza
El empresario Gabriel Bravo explica la realidad de las micro y pequeñas empresas en Mendoza

¿Qué tiene que ver esto con los espacios de APYME?

Bravo explica que el deterioro de la sociedad ha llevado a que el consumo interno decaiga. “Tampoco son los índices que dicen, para mí son mayores, porque se baja en términos porcentuales pero también se baja en calidad. Por ejemplo, la gente ahora compra menos leche y además leche más barata, no sólo se compra menos carne, sino que se prefieren otros cortes”.

Eso demuestra que se busca un reclasamiento de la sociedad. Hay muchos que hoy se sienten reclasados, es el término que yo utilizo para entender que a algunos que les va bien a costillas de otro y ya se sienten que subieron un peldaño en la sociedad. Apuntan a líneas premium en la que todo tiende para abajo, y eso está orientado a un sector social. En el mercado interno, baja el consumo, y los más afectados son las pequeñas empresas.

La clasificación actual de las empresas medianas, queda totalmente fuera de lógica. En el rubro industrial, una micropyme es la que factura 12 millones de pesos al año y una minipyme es la que factura 60 millones de pesos al año. Entonces una mediana empresa está muy lejos de esta realidad en que el gobierno ha reclasificado a las empresas.

Sumado a la baja del consumo y el empeoramiento del poder adquisitivo, está la presión fiscal. Ésta es infinitamente superior y feroz a otras épocas, sin necesidad de comparar con el gobierno anterior. Una empresa podría autoadministrarse en función de sus recursos para cumplir con sus obligaciones, en otras palabras es lo que se conoce como planes de pago. Conforme a la realidad de cada empresa y a la diferencia entre los ingresos y egresos, se iba administrando lo que se podía pagar según su plan de inversión. Las pymes tomaban planes de pago según la necesidad. Hoy el gobierno lo redujo a dos planes de pago y un máximo de seis cuotas. El final del embudo llega muy rápido y esta fue una de las primeras medidas que tomó el gobierno, junto a la reclasificación de las empresas.

“Se trata de un combo para beneficiar a los grandes grupos y a restringir a todas las empresas más chicas y a bajar el consumo como una forma de reducir el déficit y bajar la inflación”.

 

Anteriormente, los empleadores se quejaban de los ítems que había que pagar a los empleados, significando un gran gasto para las micro y pequeñas empresas. ¿Qué opinión te merece?

Yo diría que ese es un tema falaz de instalar, eso de que los argentinos somos caros porque el costo laboral es elevado.

Las pequeñas y micro pymes tienen muchos empleados en negro porque a muchos les es imposible blanquearlos como una forma de sostenimiento del empleo y de la actividad. A muchos les está costando mantener el empleo en blanco.

Una pyme vive del crédito y hoy sufren embargos de la AFIP con presentaciones on line para pagar el VEP del 931. Una pyme vive del crédito y ese crédito sale de una clasificación bancaria que evalúa cuanto descubierto, cuanto tenés en crédito, cuanto en cheques, crédito para compra de bienes, maquinarias, etc.

Cuando baja el consumo, las clasificaciones no son buenas y se disminuye la línea de crédito, se transforma en una empresa con carácter regresivo y entonces no tenés respaldo para pagar un formulario 931 on line.

“Las micropyme entraron en un pequeño default nacional, así es como están todos los embargos, cierre de cuentas, baja de tarjetas de crédito, baja de las calificaciones para las pyme. No pudieron soportar los embates de este sistema”.

Este gobierno ya dijo que las empresas chicas no son viables, y que deben transformarse. La transformación queda librada a la suerte, una empresa metalúrgica puede dedicarse a un rubro más simple.

No hay propuestas de transformación con planes para ampliar o mejorar las pymes, en este caso, dentro del rubro metalúrgico.

APYME, contra las reformas del gobierno nacional
APYME, contra las reformas del gobierno nacional

¿El cambio de paradigma implica que el saber hacer y el capital humano, se pierde?

Tal cual. Hay empresas que necesitan de personal calificado. En algunos casos, lleva entre 3 y 5 años formar al personal en la tarea específica. No se puede achicar la empresa echando empleados que pueden volver a contratarse cuando la actividad repunte. No pasa eso, se vuelve a empezar desde cero.

El gobierno de Mendoza conoce esa realidad. Sabe que si a una empresa metalúrgica le va mal, cuidará a sus empleados. Saben que cuidamos al personal hasta las últimas consecuencias.

Así es que nuestra cámara metalúrgica, hoy no tiene un rol definido, desempeñándose como ala técnica del gobierno o una cámara que defiende al sector.  De hecho, esta cámara se asoció a la UIM, Unión Industrial de Mendoza, y que permite acceder a al UIA, Unión Industrial Argentina.

“Al empresariado mendocino le gusta codearse con el poder, muy lejos de defender a sus pares” dice Gabriel Bravo.

 

Antes de fin de año APYME realizó reclamos frente a la Legislatura. ¿Cuál es el mensaje que se transmite desde APYME?

Desde APYME estamos solicitando al gobierno, un conjunto cuatro medidas: la reactivación del mercado interno, el cese de la presión fiscal para las pymes, que nos ayuden a evitar la precarización laboral y respaldo ante la reforma tributaria.

Las grandes empresas tienen autogestión, beneficios impositivos y acceden a créditos de tasas internacionales. Mientras que en el caso de las pymes con tasas al 30% no podemos comprar una sola máquina. Si una pyme toma crédito al 30% es porque tiene que salir a tapar un agujero, si no, es suicida.

“Sobre la precarización laboral, una pyme, cuando cierra la fábrica, cierra junto a sus empleados. Eso ya es un lema desde APYME. La reforma tributaria es para defender a los poderosos”.

El presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) Eduardo Fernández, expresó que “las reformas que se debaten significan mayores desregulaciones y beneficios para las grandes empresas locales y extranjeras en perjuicio de los sectores más vulnerables, los trabajadores y las Pymes, que dependen del mercado interno”, luego de la marcha frente al Congreso de la Nación, en la que participó la entidad, junto a organizaciones sindicales, cooperativas, sociales y políticas contra los proyectos de reformas que impulsa el Gobierno.
Pymes denuncian desregulación en favor de empresas concentradas

¿Qué repercusiones tuvo la concentración en la Legislatura?

Nos interesa que la sociedad vea que hay gente que está muy preocupada por lo que está sucediendo, que está preocupada por la reactivación del mercado interno y por cuidar las fuentes laborales en las PYME.

Simbólicamente es mostrar que APYME está luchando por ello y que es un espacio de expresión. Por más que hay asociaciones que en Mendoza han sido coaptadas por el oficialismo, que se sepa que hay espacios de lucha donde se puede pedir ayuda y consejo profesional.

Hubo legisladores que se acercaron como Carmona, Ilardo, Perviú y Arenas y a otros los fuimos a buscar, como a Cesar Biffi y a Marcos Niven, quien se manifestó muy preocupado porque expresó que el modelo favorece a los grandes.

Esto cuestiona directamente la democracia. Se vota en forma partidaria a pesar de conocer las dificultades de las pymes.

¿Cómo ves el panorama cuando el dólar tuvo un pico a fin de año?

Esto repercute en el costo de vida de todos. Detrás del aumento del dólar viene el aumento de los combustibles. Que repercute en la logística, y en las góndolas. Es una cadena creada por la bomba de las Lebacs.

Aranguren hizo la reforma del sistema tarifario de servicios y dijo a los empresarios que la cláusula de ajuste de las tarifas es en base al dólar.

Muchos están haciendo negocios con el último centavo que disponen antes de declararse en pérdida ante la sociedad. Es una cuestión de tiempo.


Deja un comentario