sábado, agosto 24Te mantenemos informado

El carrito de jamón crudo lujanino que sedujo al New York Times

Una periodista que visitó la provincia recomendó los sándwiches caseros que venden en un puesto al lado de la ruta 7

De Mendoza se habló en Estados Unidos y no precisamente por los vinos, esta vez fue por un pintoresco carrito que vende jamón crudo en un costado de la ruta. Y, gracias a un artículo publicado en el New York Times, los sándwiches ya trasciende las fronteras. 

Se trata del carrito rutero que atiende su propio dueño, Edgardo Campos (37), y el cual estaciona todos los días en la intersección de Ruta 7 y calle Cobos, en Luján de Cuyo a metros de la destilería y del Dique Potrerillos.

Campos se enteró de su fama en el extranjero porque el dueño de una bodega le llevó un papel para que él lea. “Pensé que era algo de la Municipalidad y que me iba a tener que ir de acá. Pero cuando me dio la hoja, se rió y me dijo: ‘No sé quién habrá comido acá, ¡pero sos famoso!”. 


Ese papel que le entregó el dueño de la bodega Viñas Cobos a Campos era justamente una copia de la nota periodística que habían publicado el 22 de febrero del 2018 en el diario estadounidense y que hablaba justamente de su emprendimiento. 

Edagardo comentó que: “en estas vacaciones de invierno vinieron unos porteños que pararon a comer acá y me dijeron que lo hicieron porque vieron la nota”, y resaltó que como ellos son muchos los turistas que le dicen que vienen a Mendoza para disfrutar de su especialidad.

Al artículo lo escribió Nell McShane Wulfhart y lo tituló: “36 Hours in Mendoza, Argentina”. La periodista comió los sándwiches que Campos prepara en su carro, y hasta le pidió tomarse una selfie, cuando estuvo de visita por la provincia.

El artículo del Times

“Las cenas en Argentina se comen tarde, así que aliviá tu hambre con una parada en un ‘foodtruck’ blanco, en mal estado y con el ‘jamón crudo’ garabateado de manera poco elegante. Está estacionado al costado de la carretera donde la ruta 7 cruza la calle Cobos, a la vista de las montañas. El dueño cocina hogazas de pan de una yarda y cura el jamón español; luego lo corta a pedido, haciendo sándwiches salados y sabrosos que son la merienda perfecta al final de la tarde. Instalá una silla de plástico, abrí una de las botellas de vino que recogiste en los recorridos del día y disfrutá de la vista bajo el cielo azul brillante​”, es la recomendación de la turista y periodista neoyorquina.

Podes ver el articulo original en el siguiente link: https://www.nytimes.com/2018/02/22/travel/36-hours-in-mendoza-argentina.html

Fuente: Víapaís


Deja un comentario