lunes, octubre 22Te mantenemos informado

El Banco Central intervino para controlar el dólar que volvió a subir

El precio de la divisa se reacomodó tras tocar el viernes su menor nivel del mes y avanzó cuatro centavos. El BCRA vendió alrededor de u$s200 millones.

El Banco Central volvió a intervenir para controlar al dólar, que subió a $38,18 promedio
El dólar empezó la semana reacomodando posiciones luego de la importante baja de la semana pasada, en un marco en el que el Gobierno comenzó a intervenir con ventas directas de divisas desde temprano. A ello se al final de la rueda retomó el sistema de licitación de billetes y además tuvo injerencias en algunas posturas puntuales de posiciones futuras.

Esto se debió por la cercanía de fin de mes y el paro del martes, donde la compra de divisas por parte de importadores, empresas y bancos se adelanta por necesidades de coberturas y pagos de compromisos en el exterior.

Además incidió una noticia política que influyó directamente en la City: en la negociación del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por una ampliación del Stand-By Agreement (SBA) se estima que sumará entre u$s3.000 millones y u$s5.000 millones extras en lo inmediato, un dato que para el mercado no fue muy bien recibido debido a que se esperaba un respaldo mayor desde el exterior en lo inmediato.

Por eso, el Banco Central intentó adelantar a alguna compra mayor de divisas y empezó a intervenir desde primera hora en el mercado con ventas directas por menos de u$s100 millones y, sobre el final de la rueda, realizó una subasta por un monto fijo.


Así, el Banco Central retomó con estas licitaciones de divisas después de cinco ruedas, donde ofreció en este caso, antes del cierre de la jornada del lunes, u$s250 millones, de los cuales adjudicó u$s112 millones a un precio promedio de corte de $37,32.

En resumen, la autoridad conducida por Luis Caputo habría vendido en total durante la rueda un estimado de u$s200 millones, según operadores de la plaza.

El volumen total negociado este lunes fue de alrededor de u$s570 millones, un nivel similar al del viernes pasado, en el que no hubo participación oficial pero sí ventas de inversores extranjeros para establecer posiciones en pesos en las nuevas Letras del Tesoro Capitalizables, a una tasa de interés del 50% anual.

De esta manera, en el rubro mayorista el precio cerró a $37,29, con una suba de 14 centavos respecto a la previa, cuando tocó el precio mínimo del mes.

Cabe recordar que cifra que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acordó un préstamos por u$s50.000 millones con el FMI, cifra que se considera suficiente para cubrir los vencimientos de deuda del país de 2019 y 2020.

En el caso de las pizarras de las principales entidades bancarias, el precio promedio minorista se ubicó a $38,18 en el microcentro porteño. Es decir, cuatro centavos por encima del viernes.

En el Banco Nación la cotización al público subió 20 centavos para ubicarse a $36,70 para la compra y $37,80 para la venta.

El valor máximo en las ventanillas de las entidades llegó a un máximo de $38,50 en Santander, seguido por u$s38,30 del Galicia y u$s38,20 del ICBC.

En las cuevas del microcentro, el blue se mantuvo sin cambios a $38,25, es decir, siete centavos por encima que el precio promedio minorista.

“La semana comenzó con renovada actividad oficial para acotar la fluctuación del dólar en el segmento mayorista”, según el analista Gustavo Quintana de PR Cambios.

“También incidió la demanda estacional por la cercanía de fin de mes, a lo que se suma el paro del martes, que acortará una rueda para la compra de las divisas necesarias”, acotó Sebastián Centurión, operador de ABC Cambios.

En cuanto a los precios futuros del dólar, en el Rofex se operaron u$s672 millones, de los cuales el 50% se pactó para septiembre y octubre con precios finales a $37,48 y $38,88 a una tasa del 28,5% y 41,7% anual, respectivamente.

Asimismo, para fin de diciembre de este año se negociaron los contratos a $41,32.

Cabe recordar que la semana pasada, fuertes ingresos de divisas alentados por la expectativa de una flotación “controlada” por parte del BCRA y altas tasas en pesos derrumbaron al dólar, que se hundió 6,8% en sólo cinco ruedas para cerrar el viernes último a $38,14 promedio, su menor valor en dos semanas.

Esto ocurrió por las licitaciones de Lebac y de Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap) en pesos a 132, 160 y 374 días, que brindaron una tasa de interés de 50% promedio.

“En la Argentina cada vez que se discute con el Fondo Monetario se añade un grado de incertidumbre que afecta el nivel del dólar, las tasas y los flujos de fondos”, dijo Daniel Marx, economista y ex Secretario de Finanzas.

Esta volatilidad del mercado generó que en el inicio de la semana la entidad monetaria dirigida por Luis Caputo vuelva a realizar subastas e intervenir en la plaza cambiaria para mantener estabilizado al tipo de cambio.

Fuente: iProfesional


Deja un comentario