jueves, septiembre 16Te mantenemos informado

Dos bodegas se sumaron a la D.O.C. Luján de Cuyo para proteger al Malbec

Se renovaron las autoridades y sumaron dos bodegas. La idea es proteger, difundir y promover el Malbec de Luján de Cuyo.

La Denominación de Origen Controlada Luján de Cuyo, que existe desde 1989 y tiene fuerza de ley nacional desde 1999, renovó sus autoridades, su reglamento y, por primera vez desde su origen, sumó a dos nuevas bodegas: Bressia y Mendel. De esta manera, la cantidad de bodegas que ahora forman la D.O.C. Luján de Cuyo son siete: Bressia, Chandon, Lagarde, Luigi Bosca, Mendel, Nieto Senetiner y Norton.

El Consejo Denominación de Origen Luján de Cuyo nació de la mano de viticultores y vinicultores de la región con el fin de proteger, promover y difundir el encepado tinto característico constituido mayoritariamente por la variedad Malbec. Uno de los principales impulsores de la iniciativa fue Alberto Arizu (padre), quien presidió el Consejo desde su creación hasta abril de este año, cuando se designaron nuevas autoridades.

Esta nueva etapa incluye una renovación del reglamento oficial, el desarrollo de un plan estratégico para posicionar al Malbec de Luján de Cuyo con más fuerza en el mercado local e internacional y abrir la posibilidad a que más productores y bodegas puedan sumarse a la D.O.C. en el futuro.


Estos ejes son el resultado de más de un año de trabajo interdisciplinario, que continúa a través de la investigación y el desarrollo permanente del consejo. El nuevo consejo está conformado por Roberto de la Mota (presidente); Pablo Cúneo (secretario); Walter Bressia (tesorero); Roberto González (vocal titular); David Bonomi (revisor de cuentas titular); Sebastián Barboza (revisor de cuentas suplente) y Alberto Arizu (presidente honorario del consejo).

Qué significa tener una Denominación de origen controlada

Son productos originarios de una región, cuyas cualidades particulares se deben al medio geográfico, que abarca tanto a los factores naturales como a los humanos que generan su producción. La D.O.C. Luján de Cuyo fue la primera de América

El renombre de los vinos que forman parte de esta denominación se debe no solo al probado estándar de calidad de los vinos que nacen del terruño de Luján de Cuyo sino también a las características sobresalientes que poseen, como elegancia, suavidad, redondez y fruta.

Cuáles son las condiciones para ser parte de la D.O.C.

  • Uvas de Luján de Cuyo (aprobadas por el consejo);
  • Producido y embotellado en origen;
  • Viñedo con una antigüedad mínima de 10 años, espaldero y una densidad superior a 5.000 plantas por hectárea;
  • Bajo rendimiento limitado por hectárea 
  • Variedad Malbec (85% mínimo y 15% restante variedades autorizadas del reglamento); 
  • Graduación alcohólica mínima: 13,5%;
  • Crianza: 18 meses entre la cosecha y salida al mercado, con 6 meses mínimo de crianza en madera;
  • Etiquetado regulado y oblea oficial numerada para garantizar trazabilidad;
  • Fiscalización permanente del Consejo y del INV para el cumplimiento del Reglamento a través de comisiones técnicas en viña, bodega y evaluación del producto;
  • Requisitos técnicos adicionales contemplados en el Reglamento del Consejo.

Fuente: MDZol


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.