martes, abril 23Te mantenemos informado

Crimen en Barrio Las Parras: investigan conflicto de drogas

La hipótesis del asesinato de Marcelo Luis Ricobelli sostiene que fue él quien se dirigió hasta el barrio Las Parras de Luján de Cuyo y comenzó a disparar contra dos hombres.

https://i0.wp.com/elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1552770494787Crimen%20luj%C3%A1n.jpg?w=740&ssl=1

Estos se defendieron y terminaron matando al agresor. Están identificados y tienen pedido de captura, informa Ezequiel Ferreira para Diario El Sol.

Marcelo Luis Ricobelli González era un hombre conocido para los detectives policiales godoicruceños. Sus antecedentes lo dejaron en evidencia cuando lo identificaron.

El sábado después de las 15, este sujeto de 38 años oriundo del barrio Pablo Sexto fue asesinado de tres balazos cuando se dirigió en su auto hasta la casa de unos familiares lejanos en el barrio Las Parras, de Luján, e inició una discusión.


Un hijo lo acompañaba cuando, de acuerdo con la instrucción que lidera el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, comenzaron el tiroteo frente a la casa 16 de la manzana H.

Dos hombres tenían pedido de captura como sospechosos del crimen y se analizaba la hipótesis de un conflicto por temas de drogas entre conocidos.

Se trata de las personas que se encontraban en la casa del citado complejo cuando, agregaron fuentes del caso aEl Sol, Ricobelli llegó y accionó un arma de fuego.

Los dos sujetos que están siendo buscados podrían, en caso de ser detenidos o entregarse, alegar que actuaron para defenderse, porque, los detectives policiales y judiciales sostienen que fue quien terminó muerto el que comenzó la balacera.

Hubo disparos desde dos sectores.

La reconstrucción que hacen los pesquisas señala que el hecho de sangre ocurrió minutos después de las 15 del sábado.

Un llamado al CEO dio cuenta de que hubo un enfrentamiento armado entre dos bandos y que un hombre había resultado herido. Efectivamente, la víctima fue identificada como Marcelo Ricobelli y había sido llevada en un auto particular hasta el Hospital Paroissien.

Una médica lo recibió en el servidor público y constató que había ingresado sin vida. Ricobelli presentaba tres balazos: dos ingresaron por el tórax y el restante en el brazo izquierdo, con orificio de entrada y salida.

Quien llevó a la víctima hasta el hospital fue su hijo, que lo acompañaba al momento de los disparos. Lo hizo en un Peugeot 206 gris que, de acuerdo con la información judicial, poseía una prohibición para circular desde el 19 de setiembre del año pasado.

Al parecer, el auto había sido vendido y nunca se realizó la trasferencia correspondiente, por eso fue denunciado para que no circulara. Más allá de esto, el hijo de la víctima se transformó en una de las claves de la instrucción.

Los testigos señalaron que fue Ricobelli el que comenzó a disparar contra los hombres que se encontraban en la casa del barrio Las Parras y que se defendieron de un ataque.

Al comenzar a buscar pruebas, los policías y el fiscal Pirrello supieron que podría tratarse de un conflicto por comercialización de estupefacientes y también analizaron los antecedentes de la víctima.

Trascendió que presentaba causas por encubrimiento simple, amenazas agravadas por el uso de arma de fuego en concurso ideal con lesiones leves dolosas calificadas por el uso de arma de fuego en calidad de sujeto pasivo, lesiones leves dolosas en concurso real con hurto simple, entre el 2015 y el 2018.

Policía Científica trabajando en el lugar.

Deja un comentario