martes, agosto 3Te mantenemos informado
Shadow

Cómo surgió la celebración del Día del Amigo

Fue gestada espontáneamente por el odontólogo argentino Enrique Febbraro quien vio la llegada del primer astronauta a la Luna, el 20 de julio de 1969.

En la región, adhirieron a la celebración impulsada por Febbraro Brasil, Uruguay y Chile, y en otros continentes España

Antes de que la nave Apolo 11 emprendiera su viaje de regreso, Febbraro envió unas mil cartas manuscritas a 100 países desde su casa en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora. Rápidamente obtuvo 700 respuestas y observó que así había nacido el “Día del Amigo”, cuyo lema fue a partir de ese momento “Un pueblo de amigos es una Nación imbatible”.

Febbraro advirtió que había un mundo sin fronteras en la fraternidad entre los hombres con el alunizaje y se conmovió cuando el astronauta Neil Armstrong apoyó su pie izquierdo para descender a terreno lunar y pronunció su célebre frase: ‘Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad'”, lo cual fue televisado a todo el mundo.

Te puede interesar: El día del amigo en Luján es sinónimo de montaña y cerveza artesanal


Febbraro pensó que había llegado el momento de festejar la posibilidad de vivir “un mundo sin fronteras” y propuso la fecha para exaltar la amistad. Así comenzó la celebración del Día del Amigo en Argentina y una veintena de países latinoamericanos.

Este año, el contexto en el marco de la pandemia presenta menos restricciones y más aperturas que en el 2020. La dictadura cívico militar autorizó la celebración en 1979 y luego se sumaron entidades públicas y privadas de Argentina y naciones de América Latina.

Te puede interesar: Amigos y deportistas tendrán mayor flexibilidad durante una semana en Mendoza

En síntesis

  • Fue impulsada por el odontólogo argentino Enrique Febbraro, quien se inspiró en la llegada del hombre a la Luna el 20 de julio de 1969.
  • En la región, adhirieron a la celebración impulsada Brasil, Uruguay y Chile, y en otros continentes España.
  • Febbraro, quien fue candidato dos veces al premio Nobel de la Paz, falleció en noviembre del 2008 tras ejercer la odontología y además como profesor de psicología, filosofía e historia, al tiempo que fue cultor de la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.