viernes, octubre 30Te mantenemos informado
Shadow

Cómo abordar los abusos sexuales en la infancia desde la Biodescodificación

Flavia Olarieta Ruiz, Hipnóloga clínica, Especialista en Biodescodificación en Temple Centro Médico Vistalba.

El pasado no puede cambiarse, olvidarse, editarse ni eliminarse ¡Solamente puede aceptarse!

Parte I

El incesto, abuso sexual, violaciones, acosos sexuales, suelen ser una de las causas olvidadas u ocultas, de las que no se hablan. Muchas personas, que han sufrido abuso sexual, no ven la posible relación entre los síntomas o estrés postraumático que presentan, y el abuso sexual que vivieron cuando niños(as).

 LA AMNESIA: DEFENSA REPRESORA PARA NO RECORDAR

La amnesia emocional es la manera de evitar los recuerdos una vez  que han finalizado los abusos como medida de protección. Se evita recordar por una necesidad automática de supervivencia ya que se oculta a las personas cercanas que le podrían ayudar. El único interés es olvidar para dejar de sufrir y por un largo período de tiempo, se oculta en las profundidades del ser para sobrevivir.

Existen casos que no pueden recordar las imágenes porque se ha borrado de la memoria aunque si se puede llegar a rememorar  los sentimientos experimentados  y los olores durante el abuso sin tener los datos exactos.

La mayoría ni siquiera recuerdan que les ocurrió y otras lo recuerdan de manera muy vaga.

Algunos pacientes pasan por varios tratamientos y tardan años, antes de revelar que fueron abusados o recordar lo que les paso, y es que los mismos mecanismos de defensa, que inicialmente protegieron al abusado y encerraron este problema en un lugar, impedirán la recuperación y el cambio, si no recibe el tratamiento adecuado

TODO ABUSO SEXUAL ES UNA VIOLACIÓN AL CUERPO, A LOS LÍMITES Y A LA CONFIANZA

Muchos niños(as) no hablan, porque temen que si cuentan no les van a creer o les van a culpar, se sienten responsables y avergonzados. Sentimientos, emociones  que quedan ancladas en lo profundo del ser y que en el futuro formarán parte del sistema de creencias

En la adultez, se trae a la conciencia esos recuerdos por diferentes vías como una llamada de atención para tomar las riendas de la vida. Los recuerdos pueden aparecer como flashbacks gracias a la actividad onírica que los reactiva. Al evocar esa época, se intenta pensar que eso no fue real para no enfrentarse al dolor del alma infantil truncada por la traición de una persona cercana de confianza. Se oculta hasta que llega el día que explotan los recuerdos y las sensaciones como si los hubieran vivido ayer.

TRISTEMENTE EL ABUSO SEXUAL EN NIÑOS, ADOLESCENTES Y ADULTOS ES MÁS COMÚN DE LO QUE SE PIENSA

Estudios muestran que una de cada cuatro niñas y uno de cada ocho niños serán sexualmente agredidos antes de cumplir 16 años. En el 90 por ciento de las veces el abusador es un hombre, y en más de un 80 por ciento de los casos será un conocido.

Existen al menos 10 millones de “sobrevivientes secretos” que llevan la carga de un abuso, nunca compartido.

Aunque el abuso sexual es un tabú para muchos, es importante hablar sobre ello, para poder sanar, educar y prevenir, porque de lo contrario:

  • El abusador permanecerá bajo  impunidad y por lo tanto, los abusos se repetirán.
  • La víctima no recibirá el tratamiento psicológico adecuado y necesario. Perpetuando los síntomas postraumáticos, que van a limitare la vida.
  • Las mujeres que tienen una historia de incesto, son más vulnerables a ser víctimas de violación, sino son ayudadas.

Por otra parte, en las familias los traumas tienden a REPETIRSE DE GENERACIÓN A GENERACIÓN.

En unas familias se ve como la violación o abuso sexual, pasa de una generación a otra, si se deja en secreto y no se hace nada al respecto.

Otro problema grave que se presenta es que hay una fuerte correlación entre abuso sexual o coerción y el sexo de alto riesgo y los embarazos no deseados especialmente en adolescentes (puede comprender abortos, infecciones, etc).

Por eso es tan importante que hablemos de los abusos sexuales y los reconozcamos como un problema social que es necesario abordar.

EL ABUSADOR, NO SIEMPRE ES UN “VIEJO RABO VERDE»

Que tal vez pensamos, si no que son personas, aparentemente “normales”, respetadas, incluso muchos de ellos aparentan firmes valores morales y religiosos. Como por ejemplo, padres, tíos, primos, hermanos, padrastros, abuelos, vecinos, dirigentes juveniles, maestros, guía espiritual /religiosos, médicos, etc. y que por su rango representan autoridad.

La mayoría de abusadores niegan el abuso con vehemencia.

Cuando se ven descubiertos suelen expresar arrepentimiento, “que ocurrió bajo efectos del alcohol o drogas” y que nunca mas volverá a suceder. Los delincuentes sexuales suelen ser muy convincentes, hasta tal punto, que quizás  hagan dudar seriamente del menor . Cabe aclarar que las niñas y niños pequeños no mienten sobre una cuestión tan grave, ya que poco o nada sabían sobre el sexo y su lenguaje.

A pesar del remordimiento que puedan sentir algunos delincuentes sexuales, estadísticamente sabemos que suelen reincidir y repetir sus abusos, a no ser que intervenga alguien y los frene. Prácticamente ninguno desistirá voluntariamente sino que necesitará una intervención judicial y un tratamiento psicológico, para hacerlo.

El abuso sexual es una ruptura a los limites personales, emocionales, sexuales y energéticos, que provocan heridas profundas y que dejan cicatrices a nivel físico, emocional, espiritual y psicológico, que producen en la personas una serie de síntomas.

Sin embargo, estos síntomas, pueden ser las semillas para iniciar el proceso de recuperación.

Empieza el viaje de la sanación del adulto al reconocer la traición, enraizada en las entrañas y reprimida en el olvido, y así adquirir  la consciencia de la inhibición de los recuerdos del abuso sexual en la infancia para un nuevo camino personal.

Deja un comentario