lunes, octubre 22Te mantenemos informado

Bomberos Voluntarios de Luján participaron en la tarea contra el incendio en el Cerro Arco

Por las dimensiones, la locación y la superficie total afectada; el incendio registrado este fin de semana en el Cerro Arco fue uno de los más importantes de los últimos años en el área metropolitana de Mendoza.

Más si a ello se le suma que comenzó el viernes por la tarde y hasta última hora de ayer continuaban los trabajos para extinguirlo definitivamente, aunque aún se mantenían activos un par de focos en el cerro El Gateado (al norte del Arco). Incluso, desde Defensa Civil confirmaron que en la jornada de este lunes continuarán trabajando sobre estos últimos.

Si bien aún no está la cifra exacta, se estima que en total las recientes llamas afectaron unas 1.500 hectáreas, convirtiéndose en el tercer incendio de mayor magnitud de los últimos 17 años; y sólo superados por el del 31 de enero del 2003 (15.000 hectáreas y que trascendió los límites del cerro propiamente dicho) y el del 24 de octubre de ese mismo año (2.500 hectáreas y que se propagó a lo largo de la ruta 13 también).

Desde 2001 se quemaron casi 20.800 hectáreas en este cerro e inmediaciones.

Esta situación motivó a que el Gobierno endurezca los controles y castigos a quienes muestren desidia al momento de hacer y mantener limpias las “picadas corta fuego” en sus campos. 


Se trata de aquellos senderos o huellas de 6 metros de ancho que -por ley- deben realizarse entre un campo y otro, o bien dentro de un mismo campo cuando se trata de terrenos de gran extensión. Estas se hacen pasando una topadora, levantando todo y limpiando el camino.

La ley 6.099 obliga a los dueños de campo a hacer estas picadas y a mantenerlas limpias para que, en caso de incendio o de que caiga un rayo, las llamas encuentren un espacio donde su propagación se corte y no se extiendan. Hemos detectado que muchos no las están haciendo, y eso es algo que disminuiría considerablemente la cantidad de incendios. Por eso es que vamos a comenzar con emplazamientos para que cumplan con esa obligación. Y también incluye a Vialidad con la limpieza de las banquinas y a otros organismos que deben mantener estas huellas limpias”, indicó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance; quien destacó que el mantenimiento debe hacerse con frecuencia anual al menos.

Las multas para quienes no cumplan con este deber están fijadas en 20.000 pesos.No obstante, Mingorance resaltó que las van a actualizar y aumentar “considerablemente”, apuntando a que sea más conveniente hacer el mantenimiento que pagar la sanción.

“Entre diciembre del 2017 y enero del 2018 se quemaron 200.000 hectáreas, 95% de los incendios ocasionados por tormentas eléctricas. Sin embargo, otro de los principales problemas que tenemos está vinculado a los incendios intencionales. Desde agosto y hasta la fecha -menos de 2 meses- se han quemado casi 40.000 hectáreas de campos, todas en episodios intencionales. Son casos en que los dueños de campo privado inician el fuego para hacer lo que se llama ‘limpieza de campo’, y se propagan. Son hechos ilegales y lamentablemente -y dentro de la ilegalidad- es una cifra que se repite cada año”, destacó Mingorance, quien indicó que la forma correcta de hacer estos procedimientos es utilizando una rastra antes de replantar (aunque es todo un proceso que toma su tiempo).

“Sancionar a quienes generan estos incendios es complicado, porque hay que encontrar in fraganti a la persona iniciando el fuego. Si vamos cuando ya está, nos dicen que lo inició un tercero para hacer daño. Este año sólo hemos detectado en el acto a un par de dueños de campo”, destacó el funcionario.

Además, Mingorance insistió en los consejos para evitar incendios accidentales como el registrado en el Cerro Arco (aparentemente el incendio se inició con un fuego de asado mal apagado).

“Hay que hacer fuego en lugares seguros, con infraestructura adecuada. Y antes de retirarse, hay que apagarlo bien; con líquido. Hay que llevarse además los residuos. También contamos con el apoyo de quienes hacen trekking, quienes pueden dar aviso al 911 o bien llevarse consigo latas o pedazos de vidrio que encuentren. En días de mucho calor  , esos objetos pueden generar un principio de incendio”, sentenció.

Siguen las llamas en El Gateado

Luego del arduo e incansable trabajo de más de 350 policías y brigadistas del Plan provincial del Manejo del Fuego, del cuartel central de Bomberos y de bomberos de Godoy Cruz, Las Heras, Luján y Lavalle; finalmente durante la mañana de ayer logró extinguirse el incendio en el perímetro del Cerro Arco. No obstante, se mantendrá hasta hoy la guardia de cenizas, para evitar el re encendido.

El director de Defensa Civil, Daniel Burrieza confirmó que todavía quedan focos de incendio en el cerro El Gateado (al norte del Arco), con una extensión de casi 3.500 metros de largo. Aunque lejos de zonas habitadas, “Mañana (por hoy) se van a combatir esos focos, son de difícil acceso. Se priorizó combatir acá primero, porque hay gente viviendo cerca”, sintetizó Burrieza.

Cronología y pronóstico de una temporada húmeda

A última hora de la tarde del viernes se recibió el primer reporte oficial de los incendios. “Cuando intervenimos en zonas de llanura, se puede trabajar de noche.

Pero en los cerros hay quebradas y lugares de difícil acceso. Por eso solo hicimos una observación. El sábado se complicó con el Zonda, pero se comenzó a trabajar sobre las líneas de casas con bomberos”, resumió Mingorance. “El eje del sábado se centralizó en la afectación sobre las personas.

La prioridad fue salvar vidas, ya que el fuego estuvo cerca de los barrios”, indicó Burrieza, quien resaltó que no fueron necesarias evacuaciones.

Ayer, antes de las 8, salieron los primeros vuelos de aviones hidrantes en la zona. Y volaron hasta pasadas las 17. Asimismo, Mingorance destacó que se espera un verano lluvioso, que será un alivio para estas situaciones.

Fuente: Diario Los Andes


Deja un comentario