jueves, junio 27Te mantenemos informado

Bañero imputado por la muerte de una niña en una pileta de Chacras

chacras

Después de dos años de la muerte de una nena en una pileta, el bañero responsable del cuidado fue imputado por homicidio.

La nena de 6 años murio durante un festejo infantila en Chacras de Coria, Luján. El fiscal de Luján-Maipú, Gabriel Blanco, decidió imputar por homicidio culposo al profesor de educación física, Jorge Gugliotti, que el 21 de diciembre de 2015 hacía las veces de bañero en un cumpleaños infantil.

El caso


De acuerdo con el expediente judicial, aquella tarde de verano, la familia Nicastro celebraba la fiesta de cumpleaños número seis de su hijita. Estaban invitadas un grupo de compañeritas de su hija, todas asistentes al colegio San Jorge de Chacras de Coria.

La casa elegida fue la de una mujer de apellido Pulenta -abuela paterna de la cumpleañera- y tenía como atracción extra «una pileteada». Para ello, los organizadores contrataron a Gugliotti, profesor de educación física del mismo San Jorge, quien haría las veces de «bañero».

Siempre según el expediente, la cita en la vivienda -a la que muchas niñas acudirían con sus madres- estaba programada para las 16. De a poco, todos llegaron para el festejo.

Mónica Zapitelli lo hizo con María del Pilar, su única hija, que había tenido a la edad de 49 años, después de varios intentos fallidos por ser madre.

A los pocos minutos llegó el profesor Gugliotti, quien se puso a disposición de las niñas para ir a la pileta y comenzar con los juegos. La piscina estaba cercada por rejas.

Los «padres», por su parte, se fueron a un quincho cercano, donde se les había servido comida y gaseosas, mientras las niñas jugaban.

Increíble

 Un rato más tarde, la madre de María del Pilar -ya sentada a la mesa con las otras mamás- escuchó un rumor que venía desde la zona de la pileta.

«Que había una chica en el fondo del agua», según declararon testigos en la Oficina Fiscal 11.

Cuando la mujer se incorporó y caminó hacia la pileta, vio cómo el profesor de gimnasia Gugliotti salía del agua con María del Pilar en brazos.

El hombre a cargo del esparcimiento de las menores, recostó a Pilar al borde de la pileta y comenzó con algunos intentos de RCP (reanimación cardio-pulmonar). Para entonces, todo era gritos y confusión. Algunos de los presentes llamaron al 911 y desde la radio les indicaban cómo hacer las tareas de resucitación.

Entretanto, una pediatra que estaba de visita en una casa cercana del country llegó hasta la fiesta y comenzó ella misma con las tareas de reanimación. La especialista fue la primera que se dio cuenta de que la nena había fallecido.

Judicializado

El caso judicial -titulado inicialmente «averiguación muerte»- recayó al principio en la fiscal Susana Muscianisi, luego se hizo cargo su colega Mariana Pedot; pero en ambos casos los avances no fueron sustanciales.

Este año, el fiscal Gabriel Blanco tomó el expediente y llevó a cabo medidas como Cámara Gesell entre las otras niñas que acudieron a la fiesta. De ese modo, el lunes de hace dos semanas se produjo la única imputación con que cuenta el caso: homicidio culposo contra el profesor Gugliotti.

En el ínterin, casi todos los asistentes al cumpleaños fueron llamados a declarar.

La familia de la nena fallecida rompió todo tipo de relaciones básicamente con los dueños de casa y con los padres de la nena que cumplía años. A tal punto que existe una causa civil.

Artículo 84

La imputación fue solo contra el bañero porque es el único, de momento, que puede haber incurrido en una culpa tipificada por el Código Penal. Se trata del artículo 84:

«Será reprimido con prisión de uno (1) a cinco (5) años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco (5) a diez (10) años el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte».

Fuente: Los Andes


Deja un comentario