domingo, febrero 16Te mantenemos informado

Ayer trasladaron al penal a los acusados por el abuso en grupo en Luján

Este lunes se trasladó al penal a los cuatro jóvenes que están acusados de abusar en grupo a una chica de 21 años en Luján. Los detalles del caso: se turnaron para abusarla, se quisieron fugar de la provincia y cómo el grupo de amigos sedaron a la víctima. 

Los sospechosos fueron imputados y las autoridades esperan por el resultado de diferentes pericias, como la de unos teléfonos celulares para saber si grabaron la violación, según informó Sitio Andino. 

La investigación por el caso del abuso en manada de la chica de 21 años continúa con sus avances y este lunes, los cuatro acusados fueron trasladados al penal, confirmaron fuentes judiciales. 

La víctima, de quien se reserva su identidad por ser un delito de instancia privada, denunció el jueves que fue atacada por al menos cuatro sujetos durante una «fiesta» que se realizó en una casa de calle Monteagudo de Luján de Cuyo y la justicia ordenó la detención de los cuatro sospechosos, hecho que se concretó el viernes. 


Los acusados, todos de entre 19 y 23 años, fueron imputados por el fiscal Darío Nora, quien los acusó de un «abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de 2 o más personas».

Con el correr de los días se conocieron más detalles sobre lo ocurrido y explicaron que a la chica la habrían sedado con un tranquilizante. Si bien el domicilio encontraron un sedante para caballos, esto no habría sido el utilizado. 

«Era un tranquilizante, para relajarla», explicaron las fuentes. Y además, explicaron que, mientras la joven era abusada, los sospechosos se turnaban para vejarla mientras otros la graban con un celular pese a la negativa de la víctima.

Un quinto chico que estaba en la casa, pero que a esa hora permanecía durmiendo, se despertó con los pedidos de auxilio de la chica e intentó detener el accionar de los otros hombres. Sin embargo, estos lo sacaron de la habitación y este se retiró del hogar.

Cuando la joven logró salir de la casa radicó la denuncia, y las primeras pericias ratificaron lesiones en sus partes íntimas.

La joven explicó que esa noche, tres o cuatro horas antes, había mantenido relaciones con otro muchacho pero de manera consentida. Por eso, al ver las heridas que tenía en sus partes íntimas, confirmaron lo del abuso. 

En la escena encontraron preservativos usados, los cuales fueron secuestrados luego de un allanamiento y quedaron a disposición de la Justicia. Los mismos serán analizados para saber si existe material genético apto para ser cotejado con los detenidos. 

Estas prueba pude complicarlos aún más, explicaron. Además esperan por los informes de Delitos Tecnológicos acerca de los celulares que quedaron confiscados para confirmar si hay videos sobre los abusos reiterados que sufrió la chica. 

En cuanto a la relación que tienen los detenidos con la víctima, confirmaron que los conocía por lo que pudo identificarlos y explicar el rol de cada uno en el hecho investigado. Los sospechosos, indicaron, trabajan en diferentes rubros, señalaron. 

Además, los sospechosos estuvieron a punto de abandonar la provincia, según se desprende de los testimonios de sus conocidos y por el trabajo que realizó personal de la División de Delitos contra la Integridad Sexual de Investigaciones. «Decían que se iban a ir, que tenían familiares en otras provincias», detallaron. 

Fuente: Sitio Andino

Deja un comentario