jueves, abril 26Te mantenemos informado

Avance sin pausa para la construcción de Almafuerte II en Cacheuta


Trabajan la construcción de la cárcel federal, Almafuerte II y la panta depuradora. El número se duplicará cuando comiencen a levantar los muros del nuevo complejo penitenciario provincial.

El gran complejo penitenciario que se construye en Cacheuta, que incluye la cárcel federal, la segunda etapa de Almafuerte y una planta depuradora que tratará los desechos cloacales de los tres edificios, avanza a paso firme y en los tiempos previstos, con el trabajo diario de más de 450 operarios (entre puestos directos e indirectos).

Según indicaron los profesionales a cargo de la inspección de obras, el cupo de trabajadores se duplicará cuando comiencen a levantarse los muros de Almafuerte II.

Actualmente el edificio está en etapa de desarrollo de proyecto ejecutivo que, según fija el contrato, es de 90 días a partir del 1 de febrero, cuando comenzaron los trabajos. No obstante, ya se iniciaron las tareas de desmonte, limpieza de terreno, remoción de capa vegetal y la construcción del obrador.


Si bien el progreso de la obra está adelantado, las estimaciones de los técnicos indican que en mayo recién estarían en condiciones de comenzar con los movimientos de suelo o excavación para poner los cimientos.

Paralizadas durante varios años en 35% de la construcción, las obras del Centro de Federal Penitenciario de Cuyo (más conocido como cárcel federal) recuperan paulatinamente el ritmo de construcción, que suma  13% de avance, en los 34 mil metros cubiertos que tendrá el edificio.

Esta obra comenzó en 2011 y se frenó en 2015. Dos años más tarde se adjudicó a  UTE conformada por Construcciones Electromecánicas del Oeste SA-OHA Construcciones SRL para la terminación del centro penitenciario.

La tercera obra que está emplazada en el mismo predio y tiene un avance del 35% es la planta depuradora que tratará los efluentes cloacales de los tres edificios penitenciarios que conforman el complejo.

Las excavaciones, lagunas de sedimentación y los caminos de acceso están lo suficientemente avanzados como para prever que a mediados de julio la obra esté terminada y ya con la conexión de cañerías hacia Almafuerte I incluida.

La obra está a cargo de la UTE Obras Andinas-Machine and Trucks Arg y requiere un presupuesto oficial de $50 millones.


One Comment

Deja un comentario