sábado, diciembre 15Te mantenemos informado

Alerta en Luján por un audio sobre un intento de secuestro

Un audio de Whatsapp en el que una mujer cuenta cómo una chica fue seguida a la salida de la escuela por una camioneta hasta su barrio, ha generado alarma y temor en la comunidad educativa de un tradicional colegio religioso de Luján de Cuyo y, como se viralizó a las pocas horas, en los diversos grupos de padres del servicio de mensajería.

El mensaje daba cuenta de un posible intento de secuestro de una adolescente mientras esperaba el colectivo alrededor de las 13 del viernes pasado en la puerta del colegio María Auxiliadora, de Perdriel.

El diario el Sol logró contactar con la madre de la chica para confirmar el hecho.


En efecto, ese viernes al mediodía la chica de 14 años se encontraba en la salida del establecimiento educativo ubicado en la calle Quintana al 500, junto a otras compañeras. En esa instancia, notan que pasa una camioneta Ford Ranger de color blanco y sin cúpula -“un modelo viejo”, describió posteriormente-. Según el relato posterior, la adolescente indicó que a bordo del vehículo iban dos hombres. Pero en esos momentos, mientras esperaba el transporte que la llevara a su casa, no suponían para ella ningún peligro.

Todo comienza a cambiar en cuestión de minutos. La camioneta con los dos sujetos vuelve a pasar por el frente del colegio y uno de los individuos saca una foto al grupo de chicas.

Esto llamó la atención de las menores, pero en ese momento llegó el colectivo y la joven subió a bordo. El recorrido en el transporte público era corto. Minutos después, la chica descendió en la entrada del barrio Adina de Perdriel y emprendió el camino hasta su vivienda, a pocas cuadras.

Pero luego de haber transitado unos 100 metros, la chica volvió a observar que a unos metros estaba la camioneta Ford Ranger estacionada y uno de los sujetos volvía a sacarle fotos.

Ante el temor de que pudieran secuestrarla y sin que pudiera pedir ayuda inmediata -dado que era una cuadra donde no había viviendas cercanas-, comenzó a correr hasta que se metió en el comercio más cercano, una librería.

Allí esperó unos minutos, preguntó por el precio de unos libros y esperó que la camioneta se fuera, según indicó su madre, Carina Álvarez. “Estaba muy asustada”, señaló la mujer, que es docente, para explicar que por el mismo miedo su hija no había alertado al encargado del comercio sobre la presencia de los dos hombres en el vehículo.

Ya en su casa, la joven explicó lo que le había ocurrido desde el momento en que esperaba el colectivo. Su madre decidió entonces llevarla consigo para hacer la denuncia y así recalaron en la comisaría 11 de Luján de Cuyo.

“La oficial que nos atendió nos dijo que no me podía recibir la denuncia porque no había delito y que la Policía no puede hacer prevención”, explicó Álvarez en su intento de que las autoridades la escucharan y, por lo menos, enviaran una patrulla para verificar si por las calles de Perdriel se veía a una Ranger.

Sin denuncia, la experiencia comenzó a viralizarse como un audio de Whatsapp y trascendió el grupo de padres del María Auxiliadora para llegar a otros.

Pero la situación no quedó allí. Este lunes, Carina Álvarez tendrá una reunión con las autoridades del tradicional colegio religioso de Perdriel y espera que en las cámaras de seguridad de la institución pueda encontrar alguna prueba de los supuestos acosadores.

Por lo pronto, el alerta ha cundido entre los padres de la escuela fundada por los padres salesianos.

“Trataremos de cuidarnos entre nosotros. Ahora mi hija no tendrá que viajar en colectivo porque no puedo tomármelo tan light como lo tomó la policía”, concluyó con preocupación la madre.


Deja un comentario